Cartagena continúa como la undécima gran ciudad española con mayor deuda municipal

Cada vecino acabó 2013 con 689,87 euros de carga por los préstamos del Ayuntamiento con las entidades financieras y con el ICO, un 4,6% menos que el año previo

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ CARTAGENA.

Si se ve de forma aislada, la evolución de la deuda del Ayuntamiento de Cartagena con los bancos y con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) fue positiva, en cuanto a que se vio reducida el año pasado un 4,64%. Esta mejora ha dado pie al Gobierno municipal a lanzar un mensaje positivo respecto a los resultados del plan de ajuste a diez años que le impuso en 2012 el Gobierno central, y que incluye subidas de tasas e impuestos.

El Ejecutivo local va a destinar el superávit del año pasado a cancelar de forma anticipada varios préstamos solicitados a seis entidades, a través del ICO, y ha recibido la autorización para bajar el tipo de interés de otros créditos. La cantidad que se abonará por lo primero es de 10,5 millones de euros, y el ahorro por lo segundo será de 3,2 millones en ocho años. Eso evitará el abono de intereses por unos créditos que permitieron saldar deudas con los proveedores, tras años con una morosidad que alcanzó los 150 días, cinco veces más que el tope legal.

La edil de Hacienda, Fátima Suanzes, destacó que los cartageneros debían a 31 de diciembre de 2013 144 millones, y que en diciembre próximo serán 120 millones de euros.

En todo caso, al margen de que las estadísticas del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas no incluyen la deuda de la Sociedad Municipal Casco Antiguo (al menos 24 millones, de los que 1,5 están en proceso de refinanciación para evitar el cierre forzoso de la entidad), si las cifras se sitúan en su contexto nacional se logra una visión más completa de las arcas cartageneras.

Un estudio realizado por el diario 'La Verdad', a partir de los datos sobre la deuda viva provisional en 2013 publicados por el Ministerio y del padrón municipal que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), permiten comprobar que Cartagena es el undécimo municipio con un Consistorio más endeudado, de entre los más poblados.

En esta clasificación, que incluye las veintinueve localidades con más de 200.000 habitantes, Cartagena se mantiene en el mismo puesto que el año pasado. No experimenta ningún retroceso, aunque tampoco una mejora como la de tres posiciones que sí logró en el año 2012. Entonces, el municipio pasó de ser el octavo más endeudado de entre las localidades más pobladas al undécimo.En el ranking de los municipios más poblados, al dividir la deuda provisional entre la población oficial a 1 de enero de 2013 según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se observa que cada cartagenero adeuda a las entidades financieras y a la administración general del Estado 689,87 euros. En términos absolutos, eso supone 33,63 euros; y, en términos relativos, el mencionado 4,64%.

Si se compara con la deuda per cápita media de los grandes municipios, la de Cartagena es un 11,3% más baja. Además, la corporación cartagenera experimentó una mejor evolución que la del conjunto de esas 29 grandes ciudades, ya que esta última apenas fue en el ejercicio pasado de un 0,9% a la baja.

Entre Córdoba y Barcelona

Las arcas municipales de Cartagena esquivaron el retroceso que sí sufrieron Zaragoza, que pasó de ser el cuarto municipio más endeudado al tercero; Granada, que era el séptimo y empeoró al sexto; y Palma, que era el noveno y se situó el octavo con más carga.

En cuanto a los aspectos negativos, la lista de los once consistorios con más obligaciones permanece idéntica salvo por la mejora de Barcelona, que avanza dos puestos (del décimo al decimosegundo) y ya está mejor que Cartagena.

Además, el Ayuntamiento que preside la alcaldesa Pilar Barreiro tampoco logró la recuperación que sí han obtenido los de Málaga (que mejora una posición y pasa del tercer al cuarto puesto); Córdoba, que destacó al moverse cuatro lugares, del sexto al décimo; y Alcalá de Henares (Madrid), que pasó del octavo al noveno.

Junto con Cartagena, en esta lista de municipios muy poblados figura la capital de la Región. Murcia está trece puntos mejor, aunque en 2013 experimentó un empeoramiento al pasar del puesto 25 al 24.

La deuda por habitante entre los murcianos es de 486,2 euros, un 29,5% más baja que la de los cartageneros y un 37,5% menor que la media de los 29 grandes municipios. Este último dato deja a la capital del Segura 26 puntos mejor que la ciudad portuaria.

Si se amplía el ámbito de comparación al conjunto de los 63 municipios con más de 100.000 habitantes, Cartagena mejoró tres posiciones el año pasado. Pasó del lugar 26 al 29 por volumen de deuda, que además en la ciudad portuaria fue un 22,7% inferior a la media general. Ésta se situó en 202,8 euros.

Los préstamos de la institución municipal no se limitan, sin embargo, al Ayuntamiento. Aunque el Ministerio no los contabiliza en su estadística, lo que impide hacer una comparativa entre localidades y disponer de una radiografía más completa y ajustada a la realidad del estado de las arcas en la administración local, hay que tener en cuenta que la Sociedad Municipal Casco Antiguo adeuda al menos 24 millones de euros.

Casco Antiguo y Lhicarsa

Sus principales obligaciones vienen derivadas de las hipotecas por la compra de terrenos en el Molinete y el Monte Sacro, así como por la rehabilitación del antiguo colegio San Miguel como sede administrativa del Ayuntamiento.

Además, está la deuda no financiera. Es decir, el crédito obtenidos gracias el fraccionamiento de los pagos a la empresa concesionarias de la recogida de la basura y de la limpieza viaria (FCC y Lhicarsa).

Sumando todos los conceptos, la deuda global de la corporación municipal supera con creces los 170 millones de euros, lo que limita la política de inversión y de gasto al ser prioritaria la devolución de la deuda a los bancos, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

El estricto control del cumplimiento de esta normativa por parte del ministerio que dirige Cristóbal Montoro es el que obliga al Ayuntamiento a aplicar un plan de saneamiento en el periodo 2012-2022. El Gobierno local ha destacado como un efecto positivo de este plan la reducción del tiempo de pago a proveedores desde unos 150 días hasta cerca del tope máximo de 30 días que fija la normativa de morosidad.

 

Fotos

Vídeos