«El Carnaval no entiende de edades»

Unas 260 personas de la tercera edad bailaron clásicos musicales durante toda la tarde, en la Dama de Oro./
Unas 260 personas de la tercera edad bailaron clásicos musicales durante toda la tarde, en la Dama de Oro.

Jubilados y pequeños se adelantan al día grande de las fiestas con actos propios

RUBÉN SERRANO

«Es un día muy importante para nosotras. Nos encanta bailar, la edad no importa cuando se trata del Carnaval», dijo Carmen Conesa, de 61 años, acompañada de otras vecinas de Miranda. Unos 260 mayores, procedentes de diferentes puntos del municipio, se adelantaron ayer por la tarde al gran desfile general de hoy y celebraron su particular fiesta en la Dama de Oro, donde no faltó un ágape ni los clásicos musicales.

Mariposas y marineros fueron los disfraces más destacados de una velada protagonizada por ocho comparsas. Una de ellas llegó de Los Belones. «Aguantamos el baile mejor que los jóvenes», apuntó Juani Martín, de 67 años y asidua a celebrar estas fiestas con sus amigas. A su lado estaba la veterana Ana Bruno Hernández, de 82 años, que se convirtió en la protagonista de la jornada al ser elegida reina del Carnaval de Mayores. «Voy todos los sábados a bailar», reveló con orgullo.

El jurado también galardonó a María Martínez Ruiz, del grupo Calidoscopia de los Molinos Marfagones, como primera dama. Y a Carmen Conesa, del conjunto Tulipán Blanco, como segunda.

Mucho antes de que los mayores se pusieran a bailar, miles de escolares desfilaron por el centro de la ciudad. El itinerario fue corto pero lleno de color y sonrisas: el pasacalles dio el pistoletazo de salida en la Plaza del Ayuntamiento, pasó por la calle Mayor, Plaza de San Sebastián, Puerta de Murcia y terminó en la calle del Carmen.

En los costados del trazado, la Policía se organizó para velar por la seguridad, y padres y abuelos de los pequeños se agolparon a los lados con los móviles para inmortalizar el momento. Los escolares, de diferentes centros de la ciudad, estuvieron en todo momento escoltados por los profesores, muy atentos a no perder la coordinación y unión de los todos los grupos.

Mientras tanto, el montaje de las gradas supletorias y los escenarios donde hoy reposarán los altavoces estaban en su fase final. La Plaza de San Francisco acogerá a mediodía una exhibición de chirigotas ya las diez de la noche, una fiesta musical para todos los participantes en el desfile.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos