Carnaval en la Región

Carnaval en la Región

Sirenas y romanos animan el anochecer en el centro

Colores de fiesta en la Puerta de Murcia. :: A. G. / AGM/
Colores de fiesta en la Puerta de Murcia. :: A. G. / AGM

Cincuenta bailarines de los grupos coreográficos Paraíso e Imperium protagonizan el primer pasacalles carnavalero

EDUARDO RIBELLESCartagena

La música atronadora que les precedía contribuyó a caldear el frío ambiente climatológico para el paso de un centenar de bailarines de los grupos Paraíso e Imperium, que ayer protagonizaron el pasacalles que recorrió el casco histórico durante una hora, para hacerle saber a todo el mundo que estamos en mitad de las fiestas de Carnaval.

La Federación de fiestas ha conseguido, gracias a la implicación de todos los grupos que la forman, que no haya ni uno solo de los doce días de fiestas sin actos que recuerden que la ciudad está de celebración. Ayer, un puñado de sirenas y otros seres acuáticos encarnados por chicos y chicas del grupo coreográfico Paraíso, se aliaron a las tropas romanas de la agrupación Imperium en un animado desfile en formato reducido. Los cien participantes se reunieron y calentaron motores en la Plaza de Alcolea. De allí salieron, a las siete de la tarde. Recorrieron la calle del Carmen, llenaron de color la calle Santa Florentina y sorprendieron a los viandantes en la Plaza de Juan XXIII.

Tras volver a la Puerta de Murcia, los carnavaleros siguieron bailando hacia la calle Mayor y la calle Medieras, hasta culminar el pasacalles frente al Edificio San Miguel.

El grupo coreográfico Paraíso alcanzó el segundo premio del certamen que se celebró el pasado domingo, en el Pabellón de Wssel de Guimbarda. También se hizo con el tercero, en la categoría adulta. Por lo que respecta al de Imperium, es una agrupación de muy reciente creación. De hecho, este es el primer año en el que participa en el Carnaval.

Hoy está previsto que haya un nuevo pasacalles por el casco antiguo, que servirá como calentamiento para la celebración de la primera semifinal de las chirigotas, en El Batel.

La Federación de Carnaval ha planteado estos dos pasacalles como un anticipo de los desfiles multitudinarios de los próximos días. Pasado mañana, la Concejalía de Educación sacará por el centro a alrededor de 2.500 niños de medio centenar de colegios, para que disfruten de una jornada de música y disfraces. Será a partir de las once de la mañana, con salida desde la calle Mayor.

Pero la concentración más multitudinaria de carnaval, formada por unos cinco mil bailarines recubiertos de plumas, tules, lentejuelas y mucho colorido será el gran pasacalles del sábado. Comenzará a las ocho de la tarde, en la Alameda de San Antón y recorrerá el Ensanche y el casco histórico hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos