El 'botellódromo' no llega a Carnaval

Bailarinas del grupo coreográfico Paraíso combaten al frío con un movido baile, en el casco histórico. /
Bailarinas del grupo coreográfico Paraíso combaten al frío con un movido baile, en el casco histórico.

La reforma del campamento se retrasa por razones de seguridad y presupuesto, y obliga a ubicar a los jóvenes que salen a beber junto al Cartagonova y el Eroski. Los bares colocarán carteles para pedir silencio a sus clientes cuando salgan a la calle de madrugada en el casco histórico

EDUARDO RIBELLESCartagena

Miles de jóvenes preparan sus disfraces para disfrutar a su aire del Carnaval, el próximo fin de semana. Pero tras ver los espectáculos y los desfiles que prepara la federación de estas fiestas, tendrán que conformarse con acudir a hacer botelleo en la explanada frente al Estadio Cartagonova y en el descampado que hay junto al aparcamiento del Centro Comercial Eroski, como en Navidad. Ambas zonas tendrán encendida la iluminación y dispondrán de contenedores, aseos químicos y vigilancia policial.

Plan de evacuación. Es imprescindible en un recinto en el que pueden reunirse cientos, quizás miles de personas.

Reformas. Debe contar con un plan de seguridad previo y ocultar los pernos, los anclajes y hendiduras que se usan para montar el campamento festero.

Vigilancia. Será necesario contratar a una empresa privada para guardar los accesos. Se descarta que lo haga la Policía Local.

Programa de actividades. El recinto tendrá que contar con un programa de ocio, para no ser solo un lugar al que la gente va a beber.

Presupuesto. Habrá que ver si hay dinero para hacer todo esto.

La mesa municipal del Pacto por la Noche confirmó ayer, en plenas fiestas, que la adecuación del campamento festero para albergar un 'botellódromo' en el que los jóvenes puedan beber y divertirse sin molestar a los vecinos ni siquiera ha comenzado. No se ha hecho nada visible para llegar a tiempo en Carnaval y habrá que funcionar como en Nochebuena y en fin de año. La oposición, formada por Partido Popular, Ciudadanos y Cartagena Sí Se Puede (Podemos), se mostró desilusionada. «Esto es una pantomima», indicó el concejal del PP, Diego Ortega. «Este organismo no es productivo, siempre llega tarde», añadió la edil de Ciudadanos, Ana Rama.

El concejal de Interior, Francisco Aznar, dio tres razones para justificar los retrasos en la adecuación de este recinto, para utilizarlo en las fiestas más importantes del año: Navidad, Carnaval, Semana Santa y Halloween. «No podemos darle ese uso al campamento festero sin contar con un proyecto de seguridad que contemple un plan de evacuación, con las salidas de emergencia, por ejemplo», subrayó. Fuentes municipales indicaron que ese plan es un aval imprescindible para hacer un proyecto de adecuación que cumpla con unos requisitos mínimos para albergar a cientos de personas, y que cuente con el respaldo de los técnicos municipales.

Además, está la cuestión de «la disponibilidad presupuestaria», advirtió Aznar. Y por su todo esto fuera poco, hay que solucionar la vigilancia. «La Policía Local no puede hacerse cargo. Los agentes no están para hacer de vigilante jurado de un lugar como ese. Tendremos que contratar a una empresa privada que se ocupe de ello», admitió Aznar. También en este caso se trata de un gasto adicional al que habrá que encontrarle un hueco en las cuentas de este año.

El Gobierno municipal insiste en que hará todo lo posible para tener el recinto listo en Semana Santa, pese a la cantidad de requisitos que hay que cumplir, en un mes y medio.

A todo esto se une la exigencia de contar con una programación de actividades y conciertos para dar contenido al 'botellódromo' cuando abra. «No podemos permitir que se limite a ser un lugar al que los jóvenes vayan solamente a beber», dijo la edil de Podemos Teresa Sánchez.

Por otra parte, los participantes en la reunión analizaron los avances en el plan de ocio nocturno alternativo para los jóvenes. Este proyecto, que se realiza de forma coordinada entre distintas concejalías, incluirá actividades deportivas, culturales y de ocio con el fin de ofrecer alternativas de ocio nocturno a los jóvenes. El programa estará terminado en las próximas semanas para poder plantearlo en esta mesa de trabajo.

Por último, la comisión informó de que se va a instar a más establecimientos de ocio nocturno a que coloquen carteles en los que informen a sus clientes de que deben bajar la voz en la calle. Se trata de una medida paliativa mientras se prepara una reforma de la ordenanza de ruidos que va para largo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos