El concejal de Festejos «oficia» el pregón de Carnaval vestido de cura

Torralba, durante el pregón de ayer./
Torralba, durante el pregón de ayer.

Juan Pedro Torralba anima a 2.500 personas a vivir las fiestas en paz y hermandad ataviado con los hábitos de un religioso muy animado

E. R. K.

«Lucid la carne y, si no hay más remedio, el michelín. Perded la vergüenza, los que aún tengáis. Sed fieles a la tradición de divertiros como buenos parroquianos del cachondeo y de la fantasía. Podéis y debéis trasnochar. Dad rienda suelta a vuestra imaginación y a la gracia cartagenera y que se sepa de una vez cómo preparamos el carnaval y que su interés sea reconocido a nivel nacional», clamó ayer, vestido de cura, el concejal de Festejos, Juan Pedro Torralba, durante el pregón de las Fiestas de Carnaval. Ante 2.500 personas, el edil dio inicio a una gala llena de música, baile y ripios chirigoteros.

Torralba lució el hábito de un religioso de su diputación, Alumbres, y aseguró que se había preparado una intervención «con mucho oficio, porque pensé que esto era una ceremonia solemne y tendría yo que oficiarla». Agradeció también «el asesoramiento del cura de su pueblo. «Como él no hay ninguno», aseveró.

Tras las invocaciones a Momo, dios del Carnaval, y Baco divinidad de los vinos, a los que pidió poder para «enderezar la fiesta y que se mantenga siempre torcida», Torralba y sus dos curas ayudantes se arrancaron con un 'play back' de los Blues Brothers. Para finalizar pidió que «la paz del Carnaval sea con todos».

El concejal abrió una gala en la que todo el protagonismo fue para los espectaculares trajes y las coreografías de las nueve aspirantes a reina. Pero también hubo hueco para la actuación de un 'drag queen' que derrochó desparpajo y simpatía. Los Singuangos pusieron su gracia innata mediado el espectáculo.

La jornada de hoy comienza al mediodía con el baile del vermut, en la Plaza de San Francisco. Por la tarde tendrá lugar la competición de los grupos coreográficos infantiles (18 horas) y de los de la categoría adulta (21 horas) en el Pabellón Central de Wssel de Guimbarda.

 

Fotos

Vídeos