Carnaval en la Región

Carnaval en la Región

«He ido un año al gimnasio para poder con mi traje de 170 kilos»

Ángela Imbernón Sánchez, con su banda y su cetro de reina.  /
Ángela Imbernón Sánchez, con su banda y su cetro de reina.

reina del Carnaval 2016

EDUARDO RIBELLESCartagena

Una década lleva Ángela Imbernón Sánchez (Cartagena, 1993) con el corazón entregado al Carnaval, siempre en la comparsa 'Salgueiro' de El Algar, aunque ella es de Barrio Peral. Pero ha sido este año cuando ha colmado sus deseos, al proclamarse reina de esta fiesta que no para de crecer. Por delante tiene una semana de actos y más actos para ayudar a que la fiesta del disfraz consiga el sello de Interés Turístico Nacional, algo en lo que cree firmemente.

- ¿Cómo entró en contacto con el Carnaval?

- A través de mi tío Alfonso Sánchez, presidente de 'Salgueiro'. Cuando tenía once años ya quería participar en las fiestas, entrando en algún grupo. Él me dijo que no hacía falta porque quería crear una y yo iba a formar parte de ella. Y así nació Salgueiro, que ahora cumple diez años y de la que soy fundadora.

- ¿Cómo ha sido de especial conseguir el título en ese décimo aniversario de su grupo?

- Es un regalo maravilloso. También era algo que queríamos hacer. Por eso, no me presenté nunca antes, ni en la categoría infantil ni en la adulta. Llevo media vida, desde que entré siendo niña, esperando este momento. Y hacerlo en el décimo aniversario es lo máximo. Ademas, la comparsa ha ganado también en la categoría infantil, en la que nos presentábamos por primera vez.

- ¿Con qué traje ganó?

- La fantasía se llama 'Estrella del mar, reina del océano'.

- ¿Y en qué consiste?

- Por delante llevaba un mar de olas. Tenía muchísimas plumas por todas partes, sobre todo en la parte inferior. En los enganches con el carro trasero tiene tridentes, estrellas de mar y el gran remate es una almeja gigante en la parte de atrás, un acuario, con medidas y caballitos de mar e incluso un delfín saltarín.

- ¿Ha hecho usted ejercicio antes para poder con todo eso?

- He ido durante todo un año al gimnasio, y puedo decir que me ha servido de mucho, porque todo eso pesa nada menos que 170 kilos.

- ¿Y ha podido ensayar antes?

- Solo el último día. Y la verdad, cuando lo vi me dio un poco de miedo pensar pensar que no iba a poder con todo ello. Pero al final, entre la preparación física y la ilusión, lo conseguí.

- ¿Cómo recibió su elección?

- Al principio no me lo creía. Luego sentí mucha felicidad y orgullo de haberlo conseguido. Además, está mi tío que se puso contentísimo. También mis padres lo vivieron con mucha intensidad, porque soy hija única.

- ¿Le van a dar las fuerzas para afrontar toda la agenda de actos que tiene por delante?

- Por supuesto. Pienso ir a todo, a disfrutarlo. Ya he estado en la gala de las coreografías. Espero con ilusión el pasacalles de los niños, el Carnaval de los mayores y el certamen de las chirigotas.

- Por suerte, sin ese traje tan pesado, ¿no?

- Me tocará ponérmelo en el desfile y estar varias horas sobre la plataforma en la que iré. Estoy segura de que lo pasaré bien.

- ¿Qué fue lo que le atrajo de estas fiestas?

- Que es una fiesta que contagia alegría. ¿A quién no le gusta bailar y sentirse realmente feliz al menos unos días al año? Eso es lo que siento en Carnaval.

- La fiesta es tan contagiosa que no hace más que crecer.

- El 'boca-oreja' es lo que más nos ayuda. Un ejemplo es mi comparsa. Comenzó hace diez años con veinte personas y ahora somos más de cien.

- Con todos esos mimbres, ¿cree usted que conseguirán la declaración de Interés Turístico Nacional?

- Tenemos posibilidades de conseguirlo y desde luego, lo merecemos. El crecimiento de la fiesta, con nuevos espectáculos como la gala de 'drag queens', así lo demuestra. Además, no solo está el aumento de participantes. Cada año viene más gente a ver los desfiles y los espectáculos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos