El campo sueña con China vía Rusia

Tren de transporte de mercancías que conecta Madrid con la ciudad china de Yiwu, que se usaría para las exportaciones de la Región. / ABC
Tren de transporte de mercancías que conecta Madrid con la ciudad china de Yiwu, que se usaría para las exportaciones de la Región. / ABC

La reapertura de la ruta tras las sanciones del Kremlin augura una subida del 10% en las exportaciones

LA VERDADM URCIA.

La reapertura de la ruta rusa hacia China podría generar un incremento de hasta un 10% de las exportaciones del sector agroalimentario regional al país asiático. Es una de las conclusiones alcanzadas en el encuentro de trabajo que mantuvo ayer el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente en funciones, Javier Celdrán, con representantes de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y otros Productos Agrarios (Apoexpa).

El consejero y los representantes de esta asociación analizaron las consecuencias que tendrá para este sector el recién aprobado levantamiento del veto ruso al tránsito de algunos de los productos de la Unión Europea afectados por las sanciones impuestas por el Kremlin desde el año 2014, y entre los que se encuentran los productos agroalimentarios. Este decreto, que entró en vigor el pasado 1 de julio, permitiría en principio la exportación de fruta española a China a través del tren que une Madrid con la ciudad de Yiwu, y con la que la Región ha firmado recientemente un acuerdo de colaboración.

«Con la reapertura de las fronteras rusas, este refuerzo de las relaciones bilaterales con Yiwu otorga una importante ventaja competitiva a los productos regionales, que ahora cuentan con una vía de entrada a China más rápida y barata que el transporte marítimo y con un menor coste y unos plazos similares a los del transporte aéreo. Esta reducción de costes y plazos de envío, unido a los acuerdos firmados con el gobierno chino para la exportación de fruta de hueso, puede suponer un importante crecimiento de las exportaciones al gigante asiático», explicó Celdrán.

Productores de Apoexpa analizan las oportunidades que brinda la conexión ferroviaria con Yiwu

En la actualidad, China es la mayor economía mundial en términos de Producto Interior Bruto (PIB), así como el segundo mayor importador del mundo. En cuanto a las relaciones comerciales de la Región con este país, las exportaciones alcanzaron los 119,59 millones de euros durante los cuatro primeros meses del año, lo que supone un incremento del 101,6% con respecto al mismo periodo de 2018.

Los productos más demandados en este primer cuatrimestre fueron los químicos (53,9 millones de euros); combustibles y lubricantes (23,6 millones) y carnes y congelados (20,4 millones). Y las exportaciones agroalimentarias han alcanzado los 22,41 millones, lo que supone un aumento del 27,34% con respecto al primer cuatrimestre del pasado año y del 204,8% con respecto a 2015, cuando estas ventas fueron de 7,35 millones.

En los últimos cinco años, las exportaciones de productos agroalimentarios al mercado chino han crecido un 232%, desde los 16,09 millones de euros del año 2014 a los 53,42 del pasado año, de los que un millón de euros correspondía a productos hortofrutícolas. Los productos agroalimentarios, y en particular las frutas y hortalizas, son el principal foco de atención para el mercado chino, ya que en la actualidad España es el único país europeo que puede vender productos como la fruta de hueso al país asiático. «Esto representa una importante oportunidad de negocio para la Región, que es primer productor y exportador a nivel nacional de uva de mesa, y ocupa el segundo lugar en fruta de hueso», señaló Celdrán. La ampliación de este acuerdo para permitir también las exportaciones de carne y productos derivados del cerdo abre las puertas para otros productos cárnicos como jamón, lomo, carne fresca y congelados.