El G7 cambia la ruta de medio millar de camiones murcianos

Decenas de vehículos a la espera de pasar, ayer miércoles, por el control fronterizo de Irún. / EFE
Decenas de vehículos a la espera de pasar, ayer miércoles, por el control fronterizo de Irún. / EFE

Las medidas de seguridad adoptadas por la celebración de la cumbre colapsan el paso fronterizo de Irún

Marta Semitiel
MARTA SEMITIEL

Durante este fin de semana y el próximo lunes se celebra en Biarritz (Francia) el G7 y las medidas de seguridad que giran en torno a su organización han empezado ya a colapsar el paso fronterizo de Irún, una ruta que cogen a diario una media de 500 vehículos pesados procedentes de la Región, según la Federación Regional de Organizaciones y Empresas del Transporte de Murcia (Froet). Esa es la estimación de la patronal, según los datos de sus empresas asociadas, pero desde la entidad advierten de que podrían ser más los camiones murcianos afectados.

Es por ello que la Dirección General de Tráfico ha elaborado un plan operativo de regulación y vigilancia con el objetivo de garantizar la fluidez y la seguridad de los conductores profesionales y turistas que se pudieran verse afectados por la cumbre. A los vehículos pesados se les ha recomendado que tengan en cuenta las retenciones a la hora de planificar sus viajes empresariales y «evitar la entrada a Francia por los pasos fronterizos del País Vasco del 22 al 26 de agosto, por posibles bloqueos de la frontera», cita la DGT en la circular. El mensaje que ha trasladado el director general de Tráfico, Pere Navarro, al sector del transporte es claro: «evitar la entrada a Francia por el País Vasco entre los días 23 y 26 de agosto, ya que hay previsión de retenciones y bloqueo en la frontera de Irún».

La alternativa que propone la DGT, según especifica Froet, es que los camiones que salgan de España lo hagan por el paso catalán de La Junquera (Gerona), una medida que podría también afectar a la circulación por mayor presencia de vehículos durante los días de la cumbre. Según cifras de la federación, por este control fronterizo pasan a diario una media de mil camiones murcianos, aquellos que van a Francia, Alemania o a otro país de la Unión Europea. Los más perjudicados por la organización del G7 son los que se dirigen hacia el Reino Unido, que según explican desde Froet, son los que utilizan el paso de Irún para llegar hasta Calais, al norte de Francia, donde comienza el túnel que va hacia el Reino Unido.

Casi 7.000 agentes

Según un comunicado emitido ayer por el Ministerio del Interior, casi 7.000 agentes, en concreto, 1.878 efectivos de la Guardia Civil y 932 del Cuerpo Nacional de Policía, además de 4.000 agentes de la Ertzaintza y distintos agentes de la Policía Foral navarra y de la Guardia Municipal de Irún garantizarán la seguridad en España durante la celebración de la cumbre. Un dispositivo en el que, según el ministro Fernando Grande-Marlaska, no existe «ninguna improvisación», dijo durante la constitución del centro instalado en la Subdelegación del Gobierno en Gipúzcoa (Cecor), desde el que las autoridades coordinarán todo el dispositivo de seguridad organizado con motivo de la celebración del G7 y que se ubica a pocos kilómetros de Irún.