La bebé abandonada en Torre Pacheco se llamará María e irá con una familia canguro

Ángeles muestra a la bebé que dejaron en la puerta de su casa. /LV
Ángeles muestra a la bebé que dejaron en la puerta de su casa. / LV

La recién nacida, que se encuentra en perfecto estado de salud, dejará hoy el hospital Los Arcos

LA VERDAD

María. Es el nombre que llevará la bebé que, el pasado martes, fue abandonada en el portal de un edificio de Torre Pacheco y que ayer continuaba ingresada en el hospital Los Arcos del Mar Menor, en San Javier, a la espera de ser entregada a una familia canguro.

Fuentes de la Consejería de Salud explicaron a 'La Verdad' que la recién nacida se encuentra en perfecto estado de salud. El hecho de seguir ingresada responde únicamente a garantizar que puede ser dejada en manos de una familia sin riesgo alguno. Sería en este centro sanitario donde los trabajadores habrían decidido ponerle el nombre de María; un privilegio que suele recaer en manos de las matronas.

Previsiblemente, la bebé será dada de alta esta misma mañana, que será cuando pase a manos de una de las familias canguro con las que habitualmente colabora la Administración regional. La custodia la seguirá manteniendo la Consejería de Familia, cuyos técnicos decidirán en su momento, dentro de unos meses, cuál es la mejor solución que se puede ofrecer en este caso, siempre mirando en primer lugar por el interés de la niña.

La Guardia Civil sigue con las indagaciones para tratar de averiguar la identidad de la madre

Mientras tanto, la Guardia Civil continuaba ayer con las investigaciones para tratar de identificar y detener a la madre, pues posiblemente será acusada de un delito de abandono de un menor de edad. Las averiguaciones no están resultando fáciles, en principio, pues las circunstancias en que fue hallada la pequeña apuntan a que la mujer pudo dar a luz en su propia casa y no en un centro sanitario, lo que complicaría la labor policial. En esa línea va el hecho de que la bebé se encontrara con restos de sangre en la cabeza y la suciedad propia del parto, según señaló la vecina de Torre Pacheco que la halló. Igualmente, iba vestida con ropa de calle y tapada con mantas que no se correspondían con las de un hospital.

El personal sanitario ha recogido muestras de ADN de la bebé, que en un momento dado podrían ayudar a confirmar la identidad de la madre.