BBVA anticipa que la economía regional será la segunda por la cola en crecimiento

Un camarero atiende una mesas en un establecimiento de la Región. /P. Sánchez/ AGM
Un camarero atiende una mesas en un establecimiento de la Región. / P. Sánchez/ AGM

El servicio de estudios anuncia, sin embargo, que el empleo aumentará este año un 2,3%, aunque se desplomará casi un punto y medio en 2020

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

Aunque el empleo muestra más vigor de lo anticipado hace unos meses y el gasto de los hogares refleja un comportamiento adecuado, pese a las incertidumbres económicas, el Observatorio Regional de BBVA Research, correspondiente al segundo trimestre, prevé un incremento del producto interior bruto (PIB) murciano del 1,9% para este año, y del 1,6% para el siguiente, a la vez que un aumento del empleo del 2,3% en 2019, pero solo del 0,9% en 2020.

El crecimiento económico previsto para este ejercicio en la Región es el segundo menor de España por autonomías -solo mejor que Asturias-, cuando la media nacional es del 2,2%; y es el peor del país para 2020 junto también con los de Asturias y Baleares, cuando el promedio español es del 1,9%. Mientras, los primeros datos de 2019 apuntan a que se mantiene la dinámica del año anterior en cuanto al comportamiento del gasto autonómico, pero con unos ingresos menos favorables que en 2018, por lo que se espera que el empuje del sector público sea menor en 2019 y 2020. Ello afectaría a la Región, especialmente, debido a que su desequilibrio fue el mayor del pasado ejercicio.

Evolución del PIB

3,1 %
alcanzó la tasa de crecimiento del PIB en la Región de Murcia al cierre del año 2017, según el estudio de BBVA Research.
1,5 %
es el índice de incremento que finalmente experimentó el PIB murciano en 2018, el más bajo de las autonomías españolas.
1,9 %
es la previsión de subida del PIB regional para el presente ejercicio, una estimación que baja hasta el 1,6% de cara a 2020.

Sin embargo, en cuanto al empleo, las previsiones sitúan a Murcia como la quinta con mayor aumento en 2019, dos décimas superior a la media, aunque el vaticinado para 2020 es el segundo peor por comunidades junto a Cantabria, ocho décimas por debajo del incremento medio nacional.

El Observatorio de BBVA prevé en España el mantenimiento de la inversión y una progresiva mejora de las exportaciones de bienes, que beneficiará a las comunidades del norte, valle del Ebro, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Castilla-La Mancha para 2019.

En el informe, difundido ayer, destaca que la evolución de las economías regionales continuará caracterizada por la desaceleración del consumo privado, que podría afectar en mayor medida a las autonomías donde el impulso fiscal ha sido más intenso, y un menor dinamismo del sector turístico, lo que frenará a las comunidades insulares y mediterráneas, como la murciana. Entre los riesgos, cita el impacto de las tensiones comerciales sobre sectores específicos; un entorno de bajo crecimiento en los principales socios comerciales; la falta de un sector que sustituya al turismo en la creación de empleo en algunas comunidades o la incertidumbre sobre la política económica.

Con todo, se observa un buen desempeño del gasto de los hogares, que amortigua la desaceleración en la zona levantina, en parte como consecuencia del impulso fiscal, que podría verse ahora ajustada. Por otra parte, la recuperación del sector exterior ha sido menor de la esperada.

Aprecia, igualmente, que la desaceleración de la actividad fue generalizada en 2018, con una pérdida de dinamismo particularmente intensa del sector industrial y una desaceleración en el turismo. Y es que solo Madrid, Navarra, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Cantabria, lograron esquivar ese menor crecimiento.

El agotamiento de factores cíclicos, los problemas en sectores específicos (turismo) y la persistencia de la incertidumbre son problemas que ya anticipaba el observatorio anterior y siguen estando ahí.