El TSJ avala que sufrir ansiedad no impide trabajar como peón

EFEMurcia

Sufrir ansiedad y un trastorno de la personalidad inespecífico no constituyen causas invalidantes para que un peón de mantenimiento pueda trabajar, según una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que desestima así el recurso del trabajador. Este había presentado previamente una demanda para tratar de ser declarado en situación de incapacidad absoluta para todo trabajo o, subsidiariamente, permanente.

El juzgado, en primera instancia, señaló que el afectado presentaba un discurso coherente y que, aparte de la ansiedad y del trastorno de personalidad, no sufría ninguna patología psiquiátrica mayor. Y expuso que la ideación de autoinfligirse un daño, ocurrida en 2009, tampoco suponía una causa invalidante.