Atracan a punta de pistola la farmacia de Arsenio Pacheco: «Pégale un tiro ya y vámonos»

El asaltante apunta a Arsenio Pacheco y su mujer en una imaden tomada por una cámara de seguridad de la farmacia. / LV

Los asaltantes huyen sin llevarse nada del establecimiento que el que fuera diputado del Partido Popular por Murcia en el Congreso regenta en Abanilla

Rubén García Bastida
RUBÉN GARCÍA BASTIDA

Tres hombres con las caras tapadas dieron en la tarde del pasado miércoles uno de los sustos de su vida al que fuera diputado del Partido Popular por Murcia en el Congreso Arsenio Pacheco, al asaltar a punta de pistola la farmacia que este regenta en Abanilla.

Mientras dos de los atracadores vigilaban el exterior del establecimiento, ubicado en la calle Miguel Hernández de la localidad, el tercero se introdujo en el mismo encañonando a Pacheco y a su esposa con un arma corta y pidiéndoles a gritos el dinero de la caja. Los hechos ocurrieron sobre las 21.30 horas. «Seguíamos allí porque estábamos de guardia y una persona nos había llamado para decirnos que iba a venir a por unos medicamentos; entonces entró uno con la pistola mientras otro se quedó en el quicio de la puerta para que no se cerrara, porque es de apertura automática, y el tercero vigilaba en la acera que todo estuviera bien fuera», relató Arsenio Pacheco.

«Mi mujer se asustó mucho, pero yo al principio pensaba que nos estaban gastando una broma, aunque vi que el atracador estaba muy nervioso». Pacheco relató que los asaltantes llevaban «guantes blancos y las caras totalmente tapadas para que no hubiera nada que permitiera reconocerles», señaló.

«Nosotros tenemos una caja registradora con un sistema de seguridad que impide que accedamos a la recaudación de forma inmediata», reveló el exparlamentario. «Cuando hacemos una venta, se indica el importe del producto, y se introducen los billetes y monedas por unas ranuras. El cambio lo da la máquina de forma automática sin que se abra el cajón. Él nos gritaba: '¡Dadme todo el dinero!'. Cuando le expliqué que no podíamos hacerlo, se puso a registrar unos cajones en los que solo tenemos documentación, recetas, algunos papeles y cosas sin importancia», relató.

«En ese momento te pasa toda la vida por delante, porque no sabes con quién estás tratando», relata

Ante la negativa de los propietarios a facilitarle la recaudación, los atracadores huyeron apresuradamente con las manos vacías, apenas un minuto después de irrumpir en el establecimiento.

«El momento más impactante fue cuando el que estaba fuera, viendo que no les íbamos a dar el dinero le dijo al otro 'pégale un tiro ya y vámonos'. En ese momento te pasa toda la vida por delante, porque no sabes con quién estás tratando ni de lo que puede ser capaz», rememoró Pacheco.

El exdiputado ha presentado denuncia por estos hechos ante la Benemérita, que se ha hecho cargo del caso. Los investigadores estudian ahora las grabaciones de las cámaras de seguridad de la farmacia para tratar de obtener alguna pista que permita dar con los autores del asalto. Pacheco ya sufrió otro asalto hace años en su vivienda.

 

Fotos

Vídeos