Los asalariados perciben menos la mejoría económica que los funcionarios y empresas

Un momento de la presentación del Barómetro 22 del Colegio de Economía. /Edu Botella / AGM
Un momento de la presentación del Barómetro 22 del Colegio de Economía. / Edu Botella / AGM

Los economistas murcianos, optimistas por primera vez desde que comenzó la crisis, denuncian que la recuperación no llega aún a los sueldos

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Para unos más que para otros, la economía regional mejora y los murcianos empiezan a percibirlo. La recuperación y la confianza en el futuro se consolidan, aunque no todos los ciudadanos disfrutan del alivio en la misma medida: mientras que para los empresarios y funcionarios la mejoría es clara, los asalariados del sector privado no terminan de ver despejado el horizonte. La visión menos optimista de los trabajadores por cuenta ajena obedece en parte, alertan los economistas, a que la recuperación aún no ha llegado a los salarios ni a la calidad del empleo. Son algunas de las conclusiones del barómetro de junio de 2017 elaborado por el Colegio de Economistas de la Región de Murcia, el más optimista desde que comenzó la crisis. El informe, que los profesionales publican cada trimestre desde hace once años, realiza un exhaustivo chequeo de la situación, fortalezas y debilidades a partir de las opiniones aportadas por doscientos economistas.

Los encuestados están convencidos de que la situación económica es mejor que el pasado diciembre, o al menos así lo defienden el 52% de los consultados. Para otro grupo abultado, el 41%, es igual que entonces, y solo un 6,5% considera que el panorama ha empeorado. La tasa de optimismo marca un punto de inflexión, ya que es la primera vez que los expertos perciben esa mejoría de la situación económica regional desde que comenzó la crisis. La coyuntura económica regional evoluciona favorablemente, pero algo menos la personal, perciben los economistas que participaron en la encuesta 'online': más de la mitad la califica igual a la de diciembre, un tercio aprecia cierto reestablecimiento y siete de cada cien la perciben peor. Los murcianos consideran, además, que la situación actual es mejor en España, y todavía unos puntos por encima en Europa.

Las fortalezas y debilidades con que compite la economía regional también han sido evaluadas por los economistas. Entre los puntos fuertes, destacan la orientación exportadora y los recursos naturales propicios para el desarrollo de actividades económicas, como el turismo, la agricultura y las energías renovables, según desglosó el decano del Colegio, Ramón Madrid. Las debilidades que, en mayor medida, lastran el crecimiento económico, son los elevados niveles de endeudamiento público y privado, la insuficiencia de recursos hídricos y el déficit de infraestructuras.

Los resultados del estudio constatan que «la recuperación se consolida» y la percepción de los economistas se aproxima a los «valores próximos al inicio de la crisis», a juicio del director técnico de barómetro, José Carlos Sánchez de la Vega. También se refirió a los avances en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica, en la que participa como miembro del Comité de Expertos. Según avanzó, la negociación está «próxima a concluir», aunque no quiso aventurar una fecha.

La mejora económica, insistieron los expertos, no ha llegado a los salarios ni a la calidad del empleo, lastrados por la precariedad laboral y la temporalidad, por lo que «es momento de trasladar esa recuperación a los salarios», demandó el director del Servicio de Estudios Económicos del Colegio, Patricio Rosas. Para los profesionales encuestados, los problemas más acuciantes del mercado laboral son los bajos salarios, la elevada temporalidad y las dificultades de acceso al mercado laboral de los jóvenes.

Las expectativas de crecimiento presentan para los expertos diferentes niveles de intensidad, aunque las previsiones no están marcadas en negativo para ninguno. La construcción, los productos financieros y la industria no agroalimentaria reciben las peores previsiones. Los economistas reservan en cambio mejor futuro para el turismo, ocio y hostelería, la industria agroalimentaria y la agricultura y ganadería. Los resultados del estudio fueron ayer valorados «muy positivamente» por el consejero de Hacienda, Andrés Carrillo, quien consideró que reflejan «la mejora de la economía de la Región».

 

Fotos

Vídeos