Una anciana que trabaja con inmigrantes gana el Premio de Voluntariado de la Región

LA VERDAD

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades entregará, el próximo 14 de diciembre, los Premios de Voluntariado con los que quiere distinguir a asociaciones y personas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los más vulnerables de forma altruista y generosa.

El jurado, presidido por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, y formado por técnicos de las consejerías de Educación, Empleo y Salud, de la Universidad de Murcia y del Ayuntamiento de Cartagena, decidió premiar en la categoría de persona voluntaria que se haya distinguido en el desempeño de actuaciones de voluntariado a Pepita Esparza.

Maestra jubilada, que cuenta en la actualidad con 91 años, siempre ejerció en colegios de zonas deprimidas y se esforzó por garantizar la igualdad a través de la educación apoyando extraescolarmente a los alumnos que lo requerían, sobre todo a aquellos en riesgo de exclusión social. En 2005 fundó la Asociación Neri de manera muy modesta para ayudar a mejorar la calidad de vida de los inmigrantes. El centro cuenta con servicio de lavandería, duchas y clases de español que ella misma impartía los siete días de la semana.

Como entidad que haya destacado por el desarrollo de la acción voluntaria, el jurado decidió otorgar el galardón a Auxilia Murcia. Esta asociación trabaja en la Región desde 1968, cuando el acceso a la educación era muy difícil para las personas con discapacidad, con enfermedades largas o crónicas. Actualmente Auxilia sigue proporcionando un inestimable soporte a niños, jóvenes y adultos para que se incorporen o reincorporen a la sociedad a través de la enseñanza y de actividades deportivas y de ocio.

El jurado también ha premiado a Cáritas Diocesana Cartagena, en la modalidad de proyecto de voluntariado que haya destacado por su importancia, innovación y/o repercusión en la sociedad. En concreto, se ha premiado por su programa de Acogida, Atención Primaria y Acción Base con más de 60 años de historia.

A través de las redes territoriales, parroquiales y diocesanas trabajan por toda la geografía murciana con la participación de más de 2.900 voluntarios para dar respuesta a los que más lo necesitan. Así, cubren las necesidades básicas de vestido, alimento e incluso vivienda.

Por último, los miembros del jurado decidieron otorgar una mención especial a Cruz Roja y a sus Equipos de respuesta Inmediata de Emergencias (Eires), que prestan atención psicológica a las víctimas, alojamiento temporal en albergues, asistencia sanitaria y salvamento acuático y terrestre.

Los Premios de Voluntariado se entregarán el próximo 14 de diciembre en un acto que se celebrará en el Archivo General de la Región de Murcia.

 

Fotos

Vídeos