Las familias se implican para exigir más personal en la residencia de Alhama

Trabajadores y familiares durante la protesta, ayer, en Alhama. / P. E.
Trabajadores y familiares durante la protesta, ayer, en Alhama. / P. E.

Los auxiliares del centro protestan en la calle para poner en valor su trabajo, mientras el IMAS los cita a una reunión el miércoles

P. ESPADAS

«No nos consideramos simples 'quitamierdas', somos personas con un nivel elevado de preparación para ejercer nuestra profesión, nos implicamos en ello, sobre todo, porque nos gusta este trabajo de atención a las personas mayores», eran las palabras de la auxiliar de enfermería Joaquina Pérez, que, en representación del resto de profesionales, mostraba ayer su malestar por la falta de personal, especialmente en el turno de la mañana, en la residencia de personas mayores Virgen del Rosario de Alhama.

Un centro donde, en la actualidad, desempeñan esa función por la mañana seis auxiliares, cuando lo necesario, según este colectivo, serían ocho en el turno matutino. «Nos adeudan 800 horas, estamos trabajando con residentes con un elevado índice de dependencia, que necesitan que cada día les levantemos de la cama, cosa que por la falta de auxiliares es imposible. Para mover a estos residentes es necesario que lo hagamos entre dos auxiliares y el centro cuenta con 40 mayores», apunta Pérez, mientras matiza que los auxiliares son las manos y los pies de los ancianos residentes.

Un centenar, concentrados

Entre el centenar de personas que se concentraron en la puerta de la residencia se encontraba Antonio García, cuyo padre es usuario, que se mostró muy dolido. «Mi padre lleva al menos seis días tumbado sin poder salir de la cama, no es justo leer cada día en la prensa que se ha pedido dinero y no lo hay para contratar a tan solo dos auxiliares, tanto para que mi padre como el resto reciban un trato digno», apuntó.

Desde el Instituto Murciano de Atención Social (IMAS), su gerente, Verónica López, citó a los representantes de los auxiliares de enfermería de Alhama para el próximo miércoles 5 con el fin de escuchar sus propuestas. También anuncian la inminente contratación de un nuevo auxiliar de refuerzo, pero, desde el colectivo de auxiliares, entienden que se trata de un contrato de un solo mes y no resolverá la problemática.