El Ayuntamiento de Alhama denunciará en la Guardia Civil las pintadas xenófobas de varios edificios

Las últimas pintadas aparecieron ayer en la fachada de la sede del Servicio de Empleo y Formación. / p. e.
Las últimas pintadas aparecieron ayer en la fachada de la sede del Servicio de Empleo y Formación. / p. e.

El Ayuntamiento hace un llamamiento a los vecinos para que no toleren estos actos que atacan la convivencia

PACO ESPADAS

Los episodios de pintadas xenófobas no cesan en Alhama de Murcia. Desde el verano de 2017, el mobiliario urbano se ha convertido en el improvisado lienzo de mensajes del tipo: «No más ayudas a los moros». Así ocurrió en la sede de la Concejalía de Servicios Sociales, así como en la valla perimetral del instituto Valle de Leiva o la Casa de Las Menas. El último edificio objeto de este tipo de prácticas ilícitas ha sido la sede del Servicio de Empleo y Formación. En la madrugada del viernes, alguien plasmó en la fachada mensajes que instaban a la población árabe a marcharse del país -«Fuera de España moros»- y les amenazaban -«muerte al traidor»-.

El edil de Seguridad Ciudadana, Felipe García, avanzó ayer que el Ayuntamiento denunciará estas pintadas ante la Guardia Civil. «Con este tipo de acciones se está intentando fomentar el odio», lamentó el concejal. «De poco o nada sirve trabajar por la convivencia si hay personas que se dedican a ensuciar con pintadas xenófobas y amenazantes». Este tipo de acciones no solo atentan contra el buen clima vecinal, sino que también tienen un coste para las arcas municipales porque, cada vez que se produce una pintada, el Consistorio moviliza a trabajadores de la brigada de limpieza para que se ocupen de borrarla. «Todo esto comenzó hace algo más de un año, después de la polémica que se generó con la colocación de una cabeza de cerdo en un almacén de la localidad».

El citado inmueble fue adquirido por la población musulmana que reside en Alhama de Murcia, con la intención de construir una mezquita, y el pasado estío alguien colocó la citada cabeza en una de las ventanas del almacén.

De momento, el proyecto no se ha ejecutado. Desde el Ayuntamiento hicieron ayer un llamamiento a la población «para que denuncie este tipo de comportamientos». La Policía Local está tratando de esclarecer la autoría de estas pintadas y el Consistorio quiere sumar a la investigación a la Benemérita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos