Las calles se llenan para ver a los legionarios en la procesión del Viernes de Dolores

PACO ESPADASAlhama

A 160 pasos por minuto desfilaron los 59 caballeros legionarios que llegaron hasta Alhama para participar en la procesión de Viernes de Dolores, organizada por la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y la Soledad. A las cinco de la tarde, los efectivos comenzaron un recorrido por las calles más céntricas de la localidad. Así, realizaron paradas en distintos puntos, donde aprovecharon para interpretar diversas canciones, como 'Novio de la muerte'.

Los canticos castrenses, el desfile y la habilidad de los gastadores arrancaron los aplausos del público, creando de esta forma un ambiente festivo. Al anochecer, llegó el momento de la solemnidad absoluta. «La asistencia a esta procesión se ha visto incrementada en los últimos años, sobre todo en lo que se refiere a popularidad y participación», explican a este diario desde la hermandad. Los vecinos y visitantes disfrutaron del espectáculo de esta procesión.