¿Alguien ha visto a PAS?

José Orihuela, Antonio Sánchez-Solís y Rosa Peñalver./Javier Carrión / AGM
José Orihuela, Antonio Sánchez-Solís y Rosa Peñalver. / Javier Carrión / AGM

Ausencias destacadas, presencias exageradas, chaquetas que sobraban y muchas lunas tintadas en calles angostas en el primer Día de la Región celebrado en Blanca

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

Por un momento parecían ganar en número los asistentes de prensa y los asesores políticos a los vecinos curiosos y a los guardias civiles apostados a las puertas del Teatro Victoria, que a las once de la mañana ya había 'pasado' por los hocicos de los perros entrenados para detectar explosivos y que se mantuvo toda la mañana convenientemente vigilado no solo por las fuerzas de seguridad, sino por algún que otro escuadrón de vecinas asomadas al balcón.

Por allí aparecieron puntuales todos y cada uno de los miembros del Gobierno regional, encabezados por el presidente, Fernando López Miras. También buena parte de los diputados de la Asamblea Regional, con la presidenta, Rosa Peñalver, al frente. Y, por supuesto, una nutrida representación social en la que destacaban responsables de universidades, de sindicatos y de empresas. El sector empresarial, sin embargo, se sintió algo huérfano ayer por la ausencia del presidente de la patronal murciana Croem, José María Albarracín, de viaje en Madrid. Otro de los que faltó a la cita fue el secretario general de UGT en la Región de Murcia, Antonio Jiménez. O el pintor blanqueño Pedro Cano, pese a que su fundación acogió después el llamado (y recuperado para la causa) 'vino español'. Aunque una de las preguntas más repetidas ayer, al menos entre los miembros de la canallesca, era si alguien había visto por allí a Pedro Antonio Sánchez. El expresidente de la Comunidad evitó pasearse por Blanca, al igual que Carlos Collado, como sí hizo por ejemplo Alberto Garre o el que fuera médico de cabecera de la localidad y hoy secretario general del PSOE de la Región, Rafael González Tovar, que acudió bien escoltado por buena parte de la plana mayor del partido. Sin contar, claro, con la vicealcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, que se unió a la negativa del alcalde de la ciudad portuaria, José López, a dar bola a un acto oficial del Día de la Región en la que primaron las sonrisas y el buen rollo entre 'rivales'. También el calor, para variar, que hizo que algún que otro invitado de etiqueta se aflojara la corbata y pensara en camiseta.

Los coches oficiales de lunas tintadas que llegaban hasta la plaza atravesando calles angostas tenían que hacer alguna que otra maniobra para esquivar esquinas traicioneras, mientras los invitados al interior del teatro aprovechaban para hacerse alguna foto para el recuerdo. Entre otros, los diputados nacionales del PP, que posaron junto a López Miras. «Dos masais en Murcia es igual a ocho», había felicitado a los murcianos en Twitter poco antes Teodoro García.