Una mujer recibirá 8.600 euros después de que se olvidaran una gasa dentro de su cuerpo al operarla en Alcantarilla

Hospital privado donde se llevó a cabo la intervención./Hospital Viamed San José
Hospital privado donde se llevó a cabo la intervención. / Hospital Viamed San José

La paciente tuvo el objeto alojado en su organismo durante más de un mes y medio

EFEMurcia

Una paciente que tuvo en su organismo durante mes y medio una gasa que se había quedado olvidada en una operación de varices a la que fue sometida tiene derecho a recibir una indemnización de 8.600 euros por los perjuicios sufridos, según se recoge en la propuesta del instructor del expediente que fue abierto en la Consejería de Salud del Gobierno murciano.

La propuesta fue respaldada por el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM), que en un dictamen señala que la enferma tiene derecho a percibir esa suma porque los servicios sanitarios no funcionaron de acuerdo con las buenas prácticas médicas.

La paciente afirmó en su demanda, presentada en octubre de 2016, que tras la intervención de varices, llevada a cabo el 27 de abril de aquel año en el Hospital Viamed San José de Alcantarilla, comenzó a sufrir molestias, además de que sufrió infección en una herida. Sin embargo, hasta el 13 de junio no se descubrió que el origen de sus padecimientos estaba en la gasa que se había quedado olvidada y que le fue extraída en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia ese mismo día.

Señala el dictamen del CJRM que la Inspección Médica, en el informe incorporado a las actuaciones, indicó que se había producido un anormal funcionamiento de los servicios sanitarios que la enferma no tenía por qué soportar. Además, indicó que la función de recuento del material utilizado en las intervenciones quirúrgicas corresponde a los enfermeros, criterio compartido por el jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del hospital Virgen de la Arrixaca y por el subdirector de Enfermería de este mismo centro.

Por su parte, el gerente del hospital privado donde se llevó a cabo la operación de varices por derivación de la sanidad pública aseguró que ese deber le estaba atribuido al cirujano que llevó a cabo la intervención.

Para el citado órgano consultivo, la obligación de recontar el material utilizado corresponde a los enfermeros, por lo que concluye que como el personal de este tipo que intervino en la operación pertenecía a la plantilla del centro privado, el llamado a afrontar la indemnización debe ser éste.