El juzgado admite la demanda contra el acuerdo del Pleno para exponer los cuadros de alcaldes franquistas

El PSOE pide al juez que libere un oficio a la Consejería para que esta aclare si los retratos son Bienes de Interés Cultural

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Los cuadros de los alcaldes franquistas han acabado ante la Justicia. El Juzgado de lo Contencioso número 4 de Murcia ha aceptado a trámite la demanda presentada por el PSOE, en la que expone que «el objeto de la presente 'litis' consiste en solicitar del Tribunal la declaración de no ser conforme a derecho el acuerdo de Pleno, del 19 de diciembre de 2017». Tal día, el PP, con el apoyo de Ciudadanos, sacó adelante una moción para que volviesen a ser expuestos en la galería de alcaldes del Consistorio los retratos de Juan Martínez Beltrán, ataviado con la chaqueta blanca de gala de la falange, y de Juan Antonio López Hurtado, el cual luce en el pecho un emblema de Falange Española.

El PP apoyó su moción en un informe elaborado por la vicedecana de Bellas Artes de la Universidad de Murcia (UMU), Victoria Santiago. El PSOE plantea en el contencioso que «fue un informe a instancia de parte, cometiendo un error la Secretaría General del Ayuntamiento, cuando en el envío del expediente administrativo anuncia que se trata de un informe de la Universidad de Murcia, queriéndolo dotar, por tanto, de un valor jurídico, del que carece ya que, como decimos, se trata de un informe realizado por una profesora de la Universidad de Murcia, pero no por la propia Universidad, diferencia importante».

La ley de Memoria Histórica fija la retirada de aquellos elementos que supongan una exaltación de la Guerra Civil y de la dictadura de Franco y solo establece tres excepciones para mantenerlos: dos de ellas se centran en que formen parte o estén declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y la tercera alude a criterios técnicos.

El PSOE argumenta al juzgado que tales cuadros no cumplen esos requisitos. «Desde luego, no nos encontramos en tal situación porque ninguno de los cuadros objeto de este procedimiento forman parte o han sido declarados Bienes de Interés Cultural, ni siquiera bienes de relevancia cultural, paso previo, en su caso, para tal designación y, por tanto, su colocación en la galería de alcaldes no quedaría amparada legalmente».

También expone que una Comisión Técnica de Expertos, constituida por el Ministerio de Cultura, es la encargada de valorar los determinantes de la excepcionalidad en la retirada de símbolos y pide al juez que sea «impugnado» el informe de la vicedecana de Bellas Artes de la UMU, sobre el que se apoyó la moción del PP. También insta al juzgado a que se «libre oficio» a la Dirección General de Bienes Culturales para que esta certifique si los citados cuadros «están catalogados o no como BIC».

El PP defiende su moción

El equipo de Gobierno popular defiende que el acuerdo plenario pretende «mantener íntegra la colección histórica de retratos de alcaldes de este Ayuntamiento desde el año 1891». Y zanja que «son todos ellos, los alcaldes de cada momento, parte de la historia del municipio de Alcantarilla, con sus fallos y sus aciertos. Y la sala de lo contencioso correspondiente determinará si existe algún informe o argumento por parte del PSOE que lleve a determinar que el acuerdo que se adoptó fue contrario a derecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos