Instan a abrir un expediente a la adjudicataria de una residencia de Alcantarilla por la fuga de una anciana

Residencia /PSOE Alcantarilla
Residencia / PSOE Alcantarilla

El PSOE ha presentado una moción para el Pleno en la que solicita que se estudie rescindir el contrato con la actual adjudicataria

LA VERDAD

Un informe elaborado por técnicos municipales insta a la Concejalía de Bienestar Social de Alcantarilla a «incoar expediente sancionador contra la mercantil Grupo Sergesa, adjudicataria de la gestión del centro residencial para personas mayores Virgen de la Salud», según ha difundido el PSOE de este municipio en un comunicado. Los técnicos llegan a esta conclusión, según el citado documento, «por incumplimiento de las obligaciones que le incumben, en concreto, la falta de coordinación y la no información a los máximos responsables del Ayuntamiento de modo inmediato, de los hechos acaecidos el 2 de agosto de 2018, sobre la fuga de una residente».

El informe expone que aquel 2 de agosto, una anciana, «salió de la residencia sin que desde el control de accesos se detectara dicha salida». Y subrayan que esta residente, por sus condiciones de salud, «no puede salir sin acompañante, pudiendo suponer esta salida o fuga un gran riesgo para su integridad física». Aunque la mujer fue localizada en buen estado horas después, el documento reprocha a la actual adjudicataria de las instalaciones que este incidente no fue comunicado al Ayuntamiento de Alcantarilla y tampoco se informó de la posterior inspección que realizó la Jefa de Servicio de Acreditación de la Consejería de Familia. Los técnicos municipales que suscriben el documento lamentan que estos hechos trascendieron en el Consistorio pasados cuatro días, el 6 de agosto: «Hasta ese momento, ningún responsable político, ni técnico, tenía conocimiento de lo acontecido».

Después de conocer este episodio, el Ayuntamiento solicitó al director de las instalaciones que realizase una investigación interna y un informe detallado sobre lo sucedido para aclarar «qué ha producido el fallo en la vigilancia». Los propios técnicos recalcan que esta orden del Consistorio a la dirección de la Residencia Virgen de la Salud para que elaborase un informe extenso, se produjo porque la nota informativa enviada por la dirección de Sergesa sobre la fuga de la anciana: «Tiene grandes lagunas». Los técnicos concluyen su relato de los hechos tipificando este incidente como una falta leve: «Se considera necesario que el Ayuntamiento analice y tome las medidas necesarias para depurar responsabilidades». Antes de fijar el importe de la sanción económica, el informe insta a la Concejalía de Bienestar Social a «abrir el correspondiente periodo de audiencia a fin de que la citada mercantil aporte en su descargo cuantas pruebas y alegaciones considere convenientes».

Un anciano muerto en un solar

La concejal del PSOE Lara Hernández considera «insuficiente» esta multa contra la mercantil que gestiona la Residencia Virgen de la Salud, «debido al historial de negligencias que ha cometido en los últimos años». Y como prueba de ello, la edil aporta varios hechos acreditados documentalmente como la fuga de otro residente, el 16 de julio de 2010, que estaba diagnosticado de Alzhéimer, y cuyo cuerpo sin vida fue localizado el 23 de julio en un solar del término municipal. El 31 de mayo de 2015, también se escapó de las instalaciones una anciana que se desplazaba con un andador, aprovechando que el personal de control no estaba en su puesto. La mujer fue encontrada en la vía pública tras sufrir una caída que le produjo diversas lesiones: hemorragia en el occipital bilateral, hematoma frontal izquierdo, fractura de occipital y hematoma frontal.

Además, la Consejería de Familia ha levantado diversas actas de inspección a las instalaciones de Alcantarilla por denuncias de familiares de los residentes. En una de ellas, que data del 4 de enero del 2018, los técnicos autonómicos afirman literalmente que «la Residencia Virgen de la Salud deberá extremar las actuaciones e intervenciones respecto a la atención prestada a las numerosas reclamaciones de familiares y la comunicación con las familias». La referida acta califica las quejas como «justificadas y veraces». El listado de reclamaciones afecta, entre otras áreas de servicio, a los menús, «muy pobres y repetitivos», o a «la deficiente organización de horarios y vigilancia en los tiempos de desayuno, comida y cena». Desde la Consejería de Familia subrayan que aunque se cumple con la ratio de personal y residentes que marca el decreto 2005, «el personal resulta insuficiente y no da un rendimiento acorde y adecuado en la prestación de los servicios, al existir numerosas variables que lo impiden».

La residencia cuenta con una capacidad de 54 plazas y el Grupo Sergesa tiene adjudicada su explotación desde el año 2000, por un periodo de 25 años, que podría ser prorrogable por otros 25 más. Debido al historial de incidentes que arrastra la mercantil y para prevenir que se vuelvan a repetir durante los próximos años, el Grupo Municipal Socialista ha presentado una moción para el Pleno del próximo jueves en la que solicita al equipo de Gobierno del PP que estudie la rescisión del contrato por los posibles incumplimientos contractuales que pudieran haberse dado en los últimos diecinueve años. Es la segunda vez que el PSOE presenta una iniciativa así, ya que en el Pleno de noviembre se acordó llevar a cabo un estudio de la rescisión de la adjudicación, «pero cuatro meses después la Concejalía de Bienestar Social no ha hecho nada al respecto», se queja la edil Lara Hernández. «No podemos permitir que hechos de esta índole se sigan silenciando, o que sigan ocurriendo en un espacio que debería velar por el cuidado de nuestros mayores», concluye la concejal socialista.