Albores gestiona ya el Proyecto Luz de atención a menores de edad víctimas de abusos sexuales

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

La atención especializada de menores víctimas de abusos sexuales en la Región de Murcia, que ofrece la Comunidad Autónoma a través del denominado Proyecto Luz, será gestionada a partir de este mes a través de un nuevo contrato firmado entre la Consejería de Familia y la asociación Albores, y que entró en vigor el 1 de junio. El Gobierno regional «garantiza así la atención de todos los menores víctimas de abusos sexuales, tutelados o no por la Comunidad», según la titular del departamento en funciones, Adela Martínez-Cachá.

La Consejería quiere zanjar así el colapso que sufrió la entidad que prestaba el servicio con anterioridad por la avalancha de solicitudes de valoración de menores desde diferentes administraciones. El Gobierno regional decidió limitar la atención a aquellos menores en situación de desprotección, derivando al resto a las entidades competentes, «entendiendo que esta decisión pudo acarrear malestar». Con este nuevo contrato «se asume de nuevo la atención de todos los menores mediante la asociación Albores, que valorará y grabará los testimonios de los niños «para darles después el tratamiento psicológico a aquellos que lo necesiten».