«Hemos ahorrado más de un millón de kilos de plástico en los últimos cinco años»

Silvia Jerez. / lv
Silvia Jerez. / lv

Silvia Jerez, doctora en Ciencias Ambientales, es responsable del área de Medio Ambiente de la división de bebidas AMC Juices

MINERVA PIÑERO

«En AMC Innova, donde contamos con más de 150 científicos y tecnólogos, investigamos y diseñamos alternativas y mejoras disruptivas al plástico tradicional, entre otras cuestiones», cuenta Silvia Jerez (Lorca, 1983), licenciada y doctora en Ciencias Ambientales por la Universidad de Murcia y responsable del área de Medio Ambiente de la división de bebidas AMC Juices. Desde 1931, esta empresa de origen murciano desarrolla, comercializa y distribuye fruta y bebidas naturales «de forma sostenible», apunta.

-¿Qué plásticos utilizan actualmente a la hora de envasar sus productos?

-Envasamos nuestros productos en botellas de PET y en envases de cartón, tipo brick. Creo que es importante recordar que, a pesar de que un mal uso del plástico puede generar importantes problemas ambientales, se trata de un material que presenta muchos beneficios para la sociedad en diversas aplicaciones. Además, desde un punto de vista medioambiental, no todos los tipos de plásticos son iguales.

-¿En qué se diferencia el plástico PET del resto?

-En que es un plástico 100% reciclable. De hecho, es el que más se recicla y el que permite realizar una economía circular real. Al reciclar correctamente las botellas de PET, podemos fabricar nuevas botellas y mantener un circuito circular cerrado, un proceso que otros materiales no nos permiten realizar. Además, el plástico PET es un material muy ligero, con el que se ahorra en el consumo de recursos y se reducen las emisiones en el transporte. AMC tiene un equipo cualificado y totalmente dedicado a sostenibilidad, que cuenta con su división específica de medio ambiente, donde buscamos la sostenibilidad de nuestros productos y envases a través de la innovación y el ecodiseño.

-¿Cuáles son las características de esos ecodiseños?

-En primer lugar, seleccionamos materiales que sean fáciles de reciclar. Hace ya muchos años, por ejemplo, eliminamos el aluminio de nuestros envases 'brik' refrigerados. Optimizamos el peso del envase todo lo posible, siempre garantizando su estabilidad y seguridad alimentaria. Cada año, además, incorporamos una cantidad más elevada de material reciclado como parte de la botella en los envasados. Así reducimos el uso de plástico virgen y disminuimos las emisiones de CO2 al medio ambiente.

-¿Cuántos kilos de plásticos se puede ahorrar con este tipo de diseño?

-En los últimos cinco años, por ejemplo, nos ha permitido ahorrar más de un millón de kilos de plástico.

-¿Qué alternativas al plástico tradicional están investigando?

-Formamos parte de la iniciativa 'Citruspack', uno de nuestros proyectos de investigación, enmarcado dentro de nuestro plan general de investigación de AMC Innova. En este proyecto empleamos la piel de los cítricos que obtenemos tras el exprimido para desarrollar un envase 'biobasado', de origen natural y compostable, como alternativa disruptiva al plástico tradicional. Se trata de un enfoque absolutamente innovador y muy ambicioso, financiado por el programa Life de la Unión Europea, en el que empleamos los residuos como recursos. El consumidor podrá depositar esta botella en el contenedor orgánico de su casa, en lugar de tirarla al contenedor amarillo.

-¿Cuántos proyectos de investigación tienen en activo?

-Actualmente tenemos 20 proyectos de investigación aprobados, repartidos en diferentes programas nacionales y europeos de excelencia. Trabajamos en colaboración con centros de investigación internacionales. En 2018, de hecho, recibimos el Premio Nacional de Innovación.