La rehabilitación de los búnkeres de la Guerra Civil acabará en marzo

El edil de Turismo, el arqueólogo municipal y la alcaldesa, ayer. / AYTO
El edil de Turismo, el arqueólogo municipal y la alcaldesa, ayer. / AYTO

Los trabajos están dirigidos al vaciado de escombro del interior y al saneamiento de las estructuras

LA VERDAD

Las obras de rehabilitación en los búnkeres de la Guerra Civil terminarán el mes que viene. Así lo anunció ayer la alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, quien visitó la zona junto al concejal de Desarrollo Local, Ginés Desiderio Navarro, y el arqueólogo municipal, Juan de Dios Hernández. Los búnkeres servían de defensa adelantada de la Base Naval de Cartagena, y ahora se está llevando a cabo «una actuación de puesta en valor de estos sistemas defensivos, así como de su entorno», señaló la regidora.

Los tres búnkeres están situados a lo largo del sendero de gran recorrido GR92-E 15. Dos de ellos se ubican entre las playas de la Cañada del Negro y de Matalentisco, y el otro se encuentra entre la Cala de las Tortugas y Calarreona; todos ellos muy bien integrados en el entorno para dificultar su observación desde el mar. Pese a que las construcciones militares se encuentran en terrenos de titularidad privada, los propietarios han otorgado los permisos necesarios no solo para la puesta en valor de los mismos, sino también para la instalación en el entorno de información histórica, medioambiental, turística y paisajística.

En lo que respecta a los trabajos que se están realizando, y que según los responsables municipales acabarán el próximo mes, consisten en el vaciado de escombro del interior, saneamiento y afianzamiento de estructuras, acabados y recubrimiento de la cubierta con tierra, como se construyeron originalmente. En el exterior, las obras están dirigidas al reacondicionamiento de las trincheras de acceso, procediendo también a la colocación de paneles explicativos y un cercado con elementos naturales para evitar accidentes y vandalismo. La actuación está subvencionada en su totalidad con Fondos Europeos Agrarios de Desarrollo Rural (Feader) y tiene un coste superior a los 33.500 euros.