Piden 25 años de cárcel para el acusado del asesinato a un vecino de Águilas

Los hechos ocurrieron en abril de 2016, cuando presuntamente el acusado y su cómplice apuñalaron más de treinta veces a la víctima, con el que mantenían unas desavenencias relacionadas con el consumo de drogas

EFEMurcia

La acusación particular solicitó 25 años de prisión para Salvador H.S., el hombre al que se juzga desde este viernes en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de matar a puñaladas, junto con otro que murió cuando se encontraba en situación de prisión preventiva por estos hechos, a un vecino de Águilas en su propio domicilio en abril de 2016.

La acusación particular, ejercida por los letrados Mariano Bo y Pablo Martínez en nombre de la madre y el hijo menor de edad de la víctima, D.S., considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, al apreciar las agravantes de abuso de superioridad, al ser dos los atacantes frente a uno, y ensañamiento.

En esta primera sesión de la vista oral, el fiscal solicitó trece años de prisión, al considerar que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio. En este caso se juzga también, como encubridor, a Daniel H.S., para quien el ministerio público pide una condena de dos años y medio de cárcel y la acusación particular, tres años. En lo que coinciden ambas acusaciones es en reclamar indemnizaciones que suman 217.500 euros para la madre, el hijo y una hermana del fallecido, que tenía 40 años de edad cuando ocurrió el crimen.

Los escritos de acusación señalan que los hechos ocurrieron cuando, presuntamente, Salvador D.S. y el investigado fallecido en prisión, L.Y.G., se presentaron en el domicilio de D.S., con el que mantenían unas desavenencias relacionadas con el consumo de drogas, que era compartido por los tres. Dentro de la discusión, tanto Salvador como L.Y.G. le habrían asestado más de treinta puñaladas por el cuerpo con los cuchillos con los que habían acudido al lugar y que afectaron a órganos vitales como el pulmón y el hígado. Además, le habrían propinado varios golpes con el extintor que había en la casa, que le produjeron fracturas craneales.

Tanto el fiscal como la acusación particular sostienen que el mismo día de los hechos y en días sucesivos L.Y.G. y el presunto encubridor, Daniel H.S., habrían acudido a la vivienda para borrar las huellas del crimen. La vista oral continuará el próximo lunes con la declaración de los dos acusados, y está previsto que la misma se prolongue hasta el 31 de enero, en que se hará entrega a los jurados del objeto del veredicto.