Los mejores carteros son de Águilas

Los empleados de Correos de Águilas, con el galardón del primer Premio Nacional de Excelencia, ayer. / Jaime Insa / agm
Los empleados de Correos de Águilas, con el galardón del primer Premio Nacional de Excelencia, ayer. / Jaime Insa / agm

La unidad de reparto de Correos del municipio, Premio Nacional de Excelencia

FERNANDO PERALS

Reparten paquetes, entregan cartas y notificaciones, y lo hacen mejor que nadie. No lo dicen ellos, sino Correos, el operador español de servicios postal y paquetería. Los carteros de Águilas han sido designados como los mejores de 2018. La unidad de reparto de este municipio ha sido galardonada con el primer Premio Nacional de Excelencia, que valora indicadores como la entrega efectiva, los plazos de paquetería, el número de reclamaciones, la producción ponderada de la unidad o el absentismo. En 2016 se quedaron quintos, pero dos años después han logrado la primera posición frente a 480 unidades que atienden localidades con menos de quince carteros. Águilas cuenta con una unidad de reparto de 14 empleados en el turno de mañana y cuatro trabajadores durante las horas de la tarde. Estos atienden postalmente a los aproximadamente 35.000 habitantes de la localidad.

El jefe de reparto desde 2010 es José Antonio Salas, un hombre feliz y satisfecho de su equipo tras este premio: «Es un orgullo. Este galardón demuestra el nivel con el que trabajamos diariamente y la ambición con la que lo hacemos». Existen numerosas variables que han hecho de los carteros de Águilas los mejores del país. Salas deja claro cuáles son los indicadores en los que su equipo de trabajo ha destacado con respecto al resto: «Hemos sido mejores en la entrega efectiva de los diferentes productos (paquetería, notificaciones, telegráficos); tenemos el nivel más bajo de reclamaciones y una calidad extra en los repartos 'en plazo'».

Amazon, a escena

Tienen la paquetería como producto estrella, con Amazon como principal cliente, y con los móviles y productos electrónicos como elementos más entregados a domicilio. También destacan las notificaciones de la Agencia Tributaria, los burofax bancarios y los reembolsos. Los 14 trabajadores de la mañana (11 hombres y tres mujeres) llegan a las 8.00 horas al centro de reparto, ubicado en la plaza Alfonso Escámez del municipio. Salas relata cómo es una habitual jornada laboral de los empleados: «El trabajo lo defino como estresante. Todo nos llega al día, es imposible organizarnos con antelación. Primero se hacen las tareas de descarga; se desarrolla una clasificación general y posteriormente por secciones; luego llevamos a cabo el 'embarriado' (indicar los lugares de destino de los distintos artículos), el recorrido de cada sección y, como último paso, la salida de reparto. Los empleados hacen una media de 10- 12 kilómetros al día y terminan su jornada a las 15.30 horas».

«La clave de este premio está en la rapidez, la eficiencia y la buena definición de las tareas», dice el jefe del equipo

El Premio Nacional a la Excelencia reconoce a las unidades operativas de Correos que emplean eficientemente los recursos con los que cuentan y destacan por la corrección de los procesos y sus buenos resultados. Este galardón sirve para identificar las unidades excelentes y reconocer a su personal. Un personal, el de Águilas, del que se deshace en elogios su jefe de reparto: «Trabajan con unas ganas difíciles de ver en otros sitios. Siempre han llegado a sus objetivos y han cumplido los parámetros que se les ha pedido a la perfección. Forman un equipo fantástico y destacan por su gran ambición». El recibimiento del premio es, según Salas, gracias a tres puntos claves: «La rapidez, la eficiencia y la buena definición de tareas».

El galardón, que se entregó en Madrid en el marco de una Jornada de Reconocimiento en la que participaron empleados de Correos de toda España, contempla ocho categorías nacionales en función de los distintos tipos de centro de trabajo que configuran la red postal. Tras la unidad de reparto de Águilas, los carteros de Cuéllar (Segovia) y Peñafiel (Valladolid) fueron segundos y terceros respectivamente en la misma categoría.

«La paquetería es el producto estrella, con Amazon como principal cliente. Las cartas han bajado notablemente»

Etapa ilusionante

El trabajo en Correos no es el mismo de hace unos años. Los tiempos han cambiado los repartos y, sobre todo, los productos que se hacen llegar a los domicilios. Según afirma Salas, «hace un tiempo la paquetería apenas era significativa pero ahora es el 70-80% de los artículos que distribuimos. Marca el día a día en el correo. Las cartas, por el contrario, han bajado notablemente». Pero el paso de los años también ha traído consigo un periodo positivo para el sector. El jefe de reparto del mejor equipo de Correos a nivel nacional muestra cómo ha cambiado la situación: «Aunque siempre hay cosas que mejorar, vivimos una etapa ilusionante. Ha llegado un nuevo presidente (Juan Manuel Serrano) con ideas claras y grandes acuerdos con los sindicatos y a nivel internacional. Esto se refleja en las cuentas, que van al alza. Antes existían balances que nos situaban en números rojos; ahora, en cambio, tenemos superávit».

Ambición. Organización. Eficiencia. Y rapidez. Son los cimientos en los que se sustenta el último y especial reconocimiento que llega al buzón de Águilas.