«Le entregó una navaja y le dijo: '¡Toma, mátalo!'»

David M., en una comparecencia en los juzgados de Lorca. / p. alonso
David M., en una comparecencia en los juzgados de Lorca. / p. alonso

La Fiscalía solicita 19 años de cárcel para el acusado de acabar con la vida de un vecino de Águilas durante una reyerta ocurrida en noviembre de 2017

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

La Fiscalía solicita diecinueve años y seis meses de prisión para el acusado de acabar con la vida de Ginés Rodríguez, el vecino de Águilas de 47 años que murió apuñalado en una reyerta entre dos familias en 2017. Al principal sospechoso, David M., se le atribuyen los delitos de homicidio consumado y homicidio en grado de tentativa. El Ministerio Público pide, asimismo, once de años de cárcel para Manuel A., cuñado del principal encausado, como presunto inductor y cooperador necesario. Y reclama además un año entre rejas para los dos hijos de la víctima mortal por un delito de lesiones.

Los hechos se remontan a noviembre de 2017. Siempre según el escrito de calificación provisional de la Fiscalía, «en ambas familias habían surgido desavenencias» entre varios de sus miembros, entre ellos, el fallecido. Los cuatro hijos de la víctima, en compañía de esta, se desplazaron en sus vehículos hasta una vivienda de El Labradorcico de Águilas, donde residía la otra familia. «Al llegar, se inició una conversación entre Ginés Rodríguez y Manuel A., en representación de sus respectivas familias». Dicha charla «fue derivando en una fuerte discusión, a la que se fueron sumando otros miembros», entre ellos, el principal sospechoso, David M..

En un momento determinado, expone el Ministerio Fiscal, el cuñado de David M. «le entregó a este una navaja, y le dijo imperativamente: '¡Toma, mátalo!'. Dando cumplimiento a lo ordenado, David agarró el arma y se dirigió con ella hacia los hijos de Ginés. Este se interpuso en la trayectoria y David, con el ánimo de acabar con su vida, le propinó una puñalada en la región dorsal izquierda, que finalmente le causó la muerte», relata la Fiscalía. En su escrito, hace referencia a que los hijos de la víctima, «al ver que su padre yacía sobre el suelo sangrando abundantemente y con el fin de evitar una nueva agresión a su progenitor, se abalanzaron sobre él, propinándole con gran fuerza golpes en la espalda y en la cabeza. David respondió y lanzándose a uno de ellos le dio tres puñaladas en el cuello, seguidas de otras en la espalda».

Como consecuencia de estos hechos, «Ginés Rodríguez resultó fallecido, siendo la causa inmediata un 'shock' hemorrágico como consecuencia de la herida cortopunzante causada por el arma blanca. Y su hijo resultó con lesiones que podrían haberle causado la muerte por afectar a una zona vital», detalla el Ministerio Público. El principal encausado por esta brutal pelea también sufrió diversas lesiones.

Eduardo Simó: «Los hijos de Ginés solo se defendieron»
Eduardo Simó / P.A.

«David M. apuñaló y mató a Ginés Rodríguez con un arma de grandes dimensiones, la cual le fue facilitada por Manuel A. para la comisión de ese hecho delictivo. A diferencia del Ministerio Fiscal, nosotros entendemos que Andoni -un familiar de David- intervino como cooperador necesario en la comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa». Así lo afirma el abogado de los hijos de la víctima, Eduardo Simó, quien puntualiza que «mis clientes quisieron evitar en todo momento que David M. continuara apuñalando de nuevo a su padre; tan solo se defendieron».