*

Denuncian falta de personal en las emergencias de Águilas Norte

Una enfermera, en una de las ambulancias del centro de salud de Águilas, hace unos días. / lv
Una enfermera, en una de las ambulancias del centro de salud de Águilas, hace unos días. / lv

«Los fines de semana vamos asfixiados de trabajo y no atendemos a los pacientes en condiciones», lamentan los sanitarios del SUAP

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Están cansados porque no dan abasto cuando ven que llega el fin de semana y el número de pacientes en urgencias supera al día las cien personas. «Tenemos una enorme saturación porque hay mucha demanda y estamos en un pueblo conflictivo; hay muchas urgencias que atender», se quejan los sanitarios del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) del centro de salud Águilas Norte.

Los médicos y enfermeros de este servicio ya han presentado escritos y quejas ante la gerencia del 061 y la Consejería de Salud, pero la Comunidad no ha aumentado hasta el momento el personal para poder ofrecer «un servicio digno a los pacientes que vienen con cualquier emergencia», explican los sanitarios del centro.

«En julio y agosto se refuerza el servicio, pero el resto del año nos niegan esa ampliación de personal», explica a 'La Verdad' una de las enfermeras. El SUAP está compuesto por dos médicos, dos enfermeros, un técnico-conductor, un celador y un guardia de seguridad. «Necesitamos más médicos y enfermeros los fines de semana. Cuando hay una urgencia sale uno de los dos equipos que formamos; el otro tiene que quedarse obligatoriamente en el ambulatorio», asegura. Los médicos y enfermeros lamentan que «es insostenible esta situación, sobre todo, cuando la sala de espera está llena de personas que vienen con dolores y no pueden ser atendidas con rapidez. No podemos ofrecer un buen servicio así».

La Comunidad asegura que estudia la situación, y la edil de Sanidad solicita mayor número de efectivos

Una hora y media de espera

Las quejas de usuarios también van en aumento, según explican los efectivos del propio ambulatorio. «Vienen muchos y se quejan porque dicen que tardamos en atenderlos, y llevan toda la razón. Aquí el tiempo de espera es de una hora y media, aproximadamente», revelan. «Vamos asfixiados de trabajo y no atendemos a la gente en condiciones», lamentan.

El Ayuntamiento tiene constancia de las quejas, tanto de los médicos como de los usuarios. «Hemos mantenido reuniones y conversaciones con la gerencia del 061, y hemos pedido en numerosas ocasiones que se refuerce el servicio porque es algo necesario, pero no están dispuestos», afirma la concejal de Sanidad, Rosalía Casado. Añade que «Águilas es un punto negro porque hay muchas urgencias. Necesitamos más personal, pero no solo los fines de semana, sino también de lunes a viernes».

Fuentes de la Consejería de Salud sostienen que «el Gobierno regional está estudiando en estos momentos las necesidades del centro Águilas Norte. Cada año, durante los meses de verano, se refuerzan los servicios por la gran afluencia de vecinos y visitantes. También hay más efectivos en todos los SUAP en época de gripe».

 

Fotos

Vídeos