La Comunidad denuncia al Consistorio de Pulpí por retirar las señales en Cuatro Calas

Playa de Cuatro Calas. /Guillermo Carrión / aGM
Playa de Cuatro Calas. / Guillermo Carrión / aGM

Un agente ambiental dio parte de lo ocurrido a la Guardia Civil para que se investigue si se produjo algún delito

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

La Comunidad ha denunciado al Ayuntamiento de Pulpí (Almería) ante la Guardia Civil, después de que un concejal del equipo de gobierno de esa localidad retirara unas señales que la Dirección General de Medio Natural había ordenado instalar en el paraje protegido Cuatro Calas, en Águilas.

Tal y como adelantó 'La Verdad' el pasado sábado, el concejal pulpileño de Obras y Servicios, Pedro Jesús Martínez, se personó en Cuatro Calas el viernes por la mañana, cuando unos operarios colocaban señalización y cartelería en esta zona. El edil, que fue alertado por un vecino, apareció acompañado por una patrulla de la Policía Local con la intención de llevarse la nueva señalización del paraje. Y así fue. Los carteles que Martínez arrancó se estaban poniendo para alertar a los visitantes de Cuatro Calas sobre los hábitats y especies vegetales presentes en la zona y la incidencia del tráfico rodado sobre las mismas. De hecho, desde la alcaldía de Pulpí confirmaron la actuación del edil Martínez.

Fue entonces cuando un agente medioambiental de la Comunidad Autónoma dio aviso a la Guardia Civil. Ayer, la Consejería de Medio Ambiente aseguró a 'La Verdad' que «se ha dado parte a la Benemérita mediante una toma de manifestaciones, para que se investigue si los hechos cometidos por el concejal de Pulpí son constitutivos de un delito». Fuentes de Medio Ambiente explicaron que «el agente medioambiental fue a la Guardia Civil en representación de la Comunidad y contó a los efectivos ocurrido en Cuatro Calas».

El Instituto Geográfico Nacional se pronunciará sobre la delimitación entre ambos puntos costeros

Según ha podido saber este diario, la Consejería habría enviado al Consistorio almeriense un requerimiento para que quitara las señales que los pulpileños instalaron días atrás dentro de la Red Natura 2000 y que se ubican a la entrada de la playa, lo que habría provocado malestar en la localidad almeriense.

El concejal de Turismo, Ginés Desiderio Navarro, lamentó ayer que «es lamentable la situación que se generó el sábado. El edil arrancó las señales sin levantar un acta de inspección ni llamar a la Comunidad». Navarro remarcó que «el Gobierno regional siempre ha actuado dentro de los límites de la Red Natura 2000».

Sobre el conflicto con el Consistorio pulpileño por el deslinde entre ambos municipios, Navarro dijo que «estamos a la espera de que el Instituto Geográfico Nacional se pronuncie sobre la delimitación. Pero nos parece decimonónico este conflicto, cuando los límites se hicieron en el año 1903».