Afrontan seis años por trasladar 840 kilos de hachís en un yate

La Guardia Civil muestra el alijo tras su incautación. / N. GARCÍA / AGM
La Guardia Civil muestra el alijo tras su incautación. / N. GARCÍA / AGM

a Audiencia juzgará el miércoles a un español y a dos marroquíes que viajaban en el barco

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

La especial vigilancia que el servicio marítimo de la Guardia Civil desplega en la costa cartagenera permitió a los agentes, el pasado noviembre, interceptar un jugoso alijo de hachís. Más de 800 kilos de esta droga que viajaban a bordo del yate 'Shark', localizado a unas 8,3 millas de Cabo de Palos. La Fiscalía solicita ahora seis años de cárcel para cada uno de los tres presuntos responsables de este alijo, que serán juzgados en la Audiencia Provincial el próximo miércoles.

En el banquillo se sentarán Ginés R., un vecino de Los Nietos de nacionalidad española; y dos marroquíes, Mohamed E. G y Mohamed A., este último sin residencia legal en España. En su caso, el Ministerio Público reclama que se le sustituya la pena por la expulsión del país durante una década una vez que cumpliera las dos terceras partes de la misma. Además, el fiscal solicita que se determine el valor de la droga -que la Benemérita fijó en cerca de seis millones de euros- para, como marca la ley, imponer una multa del triplo de esta.

Fue la tripulación de la patrullera 'Río Segura' la que interceptó el alijo en su regreso a las Islas Baleares tras acudir a la Región con motivo de la masiva llegada de pateras que se vivió en esta zona el pasado noviembre. A los agentes les llamó la atención la embarcación y decidieron interceptarla. Los tres ocupantes del yate, al verse descubiertos, trataron de hundir la embarcación con un dispositivo de apertura de los grifos de fondo que, al parecer, ya tenían preparado para emplear en caso de emergencia.

La nave quedó semihundida, por lo que la Guardia Civil decidió remolcarla al puerto de Cartagena. Allí, el grupo de actividades subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) inspeccionó el yate y recuperó una gran cantidad de fardos con un peso total de 840 kilos.