Adiós a Clemente García, un «irremplazable»

Imagen de las puerta del tanatorio, donde tuvo lugar el oficio. / Vicente Vicéns / AGM

Decenas de compañeros, amigos y políticos despiden al exalcalde de Murcia en su funeral, oficiado en el Tanatorio de Jesús

LA VERDADMurcia

Hasta cinco de las salas del Tanatorio de Jesús albergaban despedidas este sábado, pero ninguna tan multitudinaria como la suya. A lo largo de toda la mañana iban llegando, poco a poco, antiguos compañeros y amigos eternos de Clemente García, que transmitían palabras de aliento y pésame a sus familiares. Todos iban saludándose entre sí, formando pequeños corros en los que recordaban con admiración y cariño a quien fue alcalde de Murcia entre 1972 y 1979 -«en una época muy difícil», decían de forma repetida- y secretario general de la patronal Croem durante más de tres décadas.

Sobre el mediodía comenzaba un funeral a rebosar de familiares, amigos, compañeros y representantes públicos. En primera fila, junto a su viuda y su primogénito, también le decían adiós el alcalde de Murcia, José Ballesta, y el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras. Pero en la capilla también hubo muchos murcianos de a pie, rostros anónimos que habían ido a despedirle «porque hizo mucho por esta tierra», decía Pilar, una vecina de Murcia que acudió sola a escuchar la misa fúnebre de pie. No pocos eran los que, como ella, se quedaban de pie, apostados contra la pared, para despedir al «ilustre» regidor.

Su figura política y su labor en la patronal constituirán siempre para la Región «un gran ejemplo a seguir», pero le recordarán porque, sobre todas las cosas, «Clemente era una bellísima persona», destacaron Ballesta y López Miras para los medios de comunicación que hacían acto de presencia en la despedida a Clemente García, momentos antes de comenzar la misa.

Un adiós sin más protagonismo que el suyo, el de «un hombre irremplazable, una de las pocas personas de esta Región que ha sido humanista, que lo ha hecho todo por esta tierra a la que amaba profundamente», señaló a 'La Verdad' José Rosique, secretario general de Croem, pero también amigo, compañero y casi un hijo de Clemente García: «Se me va una persona con la que he tenido una relación de 45 años. Fue mi mentor, mi maestro, el hombre que sembró la génesis de las organizaciones empresariales. El que me lo ha enseñado todo, el que ha sido hasta un segundo padre para mí», decía al borde de la emoción.

- ¿Volverá la Región a tener un político de esta talla?

- No lo sé. Esa es la verdad. A día de hoy, no lo sé.

Dos coronas de flores blancas flanqueaban al féretro en el que descansaba el que fue uno de los padres de la transición democrática en la Región. Dos coronas y el silencio, roto por el ritual católico y las oraciones de los asistentes. Y sin palabras de ningún familiar o amigo, porque para qué decir nada cuando ya todo se sabe, llegaba la misa a su final.

Una despedida sencilla y enorme al mismo tiempo, en la que también quisieron rendirle homenaje con su presencia el actual delegado del Gobierno, Francisco Jiménez; el consejero de Presidencia, Pedro Rivera; los concejales murcianos de Hacienda y Modernización, Eduardo Martínez-Oliva y José Guillén; los exalcaldes de Murcia José Méndez y Antonio Bódalo; el presidente de la Fundación CAM, Luis Boyer; el rector de la UMU, José Luján; Francisco del Amor, expresidente del sindicato Scrats; y Santiago Martínez, presidente de Fecoam, entre otros.

Más información