Adif sigue adelante con los planes e insiste en que el soterramiento «es una realidad»

Juan Bravo, ayer, en la Delegación del Gobierno. /Javier Carrión / AMG
Juan Bravo, ayer, en la Delegación del Gobierno. / Javier Carrión / AMG

Los pasos a nivel son incompatibles con la circulación del AVE, confirma la Agencia de Seguridad Ferroviaria; la vía provisional se retrasará un mes

MANUEL MADRID y MANUEL BUITRAGOMurcia

El presidente de Adif, Juan Bravo, se ha visto obligado a volver a Murcia -promete hacerlo cada tres meses- para aclarar las dudas sobre el proyecto de integración de la alta velocidad en un momento de tensión social por el montaje de la vía provisional. «El soterramiento ya es una realidad y en otras ciudades están mucho más retrasados. Me choca que se pida soterramiento cuando ya están en marcha las obras previas necesarias», dijo Bravo, acompañado del responsable de Adif-Levante, Juan Tébar. Ambos se mostraron extrañados de la dimensión de las protestas cuando la actuación que se está ejecutando es indispensable para liberar la traza de la vía donde se excavará la zanja.

«Hay una realidad que es una evidencia: las obras de la vía provisional van a terminar -en enero, cuatro o cinco semanas más tarde de lo previsto por los últimos ajustes- y el soterramiento tiene un adjudicatario y vamos a empezar inmediatamente después de que la vía provisional pueda albergar el tráfico de trenes», anotó Bravo. Los cambios de planes en los últimos años han generado un «escepticismo» que el equipo del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pretende disipar ganándose la credibilidad con hechos.

Adif insiste en que el soterramiento es una actuación garantizada, pues tiene capacidad financiera para cumplir las obligaciones hasta 2020.

Adif recalca que toda la financiación, de 568 millones, está asegurada aunque se prorroguen los Presupuestos del Estado

Bravo se compromete a venir a Murcia cada tres meses para dar cuenta del avance del soterramiento

El paso a nivel de Santiago el Mayor no se cerrará hasta que opere el AVE, a mediados de 2018

«Un riesgo inaceptable»

Los representantes de Adif, en un 'briefing' o encuentro informal con los periodistas, desvelaron que la Agencia de Seguridad Ferroviaria informó el miércoles al Ministerio de que es inviable que puedan mantenerse los pasos a nivel en la línea provisional, ya que eso conllevaría asumir «un riesgo inaceptable». Según la Agencia, que fue consultada por Adif a raíz de las manifestaciones, no se da ninguno de los supuestos de excepcionalidad que prevé la ley para dejarlos abiertos como plantea la Plataforma, sea la vía electrificada, con catenaria o provisional. «En todo caso es necesario eliminar esos pasos al tratarse de una vía nueva». El tráfico que se prevé por Murcia es de 90 trenes diarios, como ahora, «y esto no puede considerarse excepcional».

Argumentos de Adif y de la Agencia de Seguridad Ferroviaria

Beniel no está preparada
Juan Bravo y Juan Tébar expusieron los motivos técnicos que desaconsejan usar la estación de Beniel para el AVE: no está preparada como estación término, no hay dependencias para el personal de Adif y Renfe, no tiene taquilla ni sistema de frío, no hay playa de vías, el paso entre andenes es incómodo para el flujo de 200 a 300 viajeros por tren, está a más de media hora de Murcia... indicaron ambos. «No tiene sentido perjudicar a los viajeros durante dos años, y de cualquier forma hay que montar la vía provisional en Murcia», manifestó Bravo.
No se gana con los trenes híbridos
Dado que la Agencia de Seguridad Ferroviaria no permite mantener los pasos a nivel de Santiago el Mayor y Senda de los Garres, Adif considera que carece de sentido plantear el uso de trenes híbridos, dado que debe instalarse la catenaria en la vía provisional. En el supuesto de que se utilizaran, Bravo sostiene que «no se ganaría nada». «Estos trenes son más lentos y ofrecen un servicio inferior al del AVE». Adif ha analizado estos días las alternativas, varias del Ayuntamiento de Murcia, pero la Agencia de Seguridad ha sido concluyente.
La ley es más dura con los pasos a nivel
Los tramos de más de un kilómetro de longitud se consideran «vía nueva», aunque sean provisionales. Es el caso del desvío ferroviario que se está montando entre la zona de Camino de Tiñosa y la estación, apuntaron Bravo y Tébar. La legislación actual es más rigurosa a la hora de exigir responsabilidades si se produce un accidente en un paso a nivel que se mantenga abierto en una vía nueva. Las excepciones que prevé la ley ferroviaria se refieren al paso puntual de maquinaria de obra y a pruebas de seguridad en las vías, dijeron.
La catenaria no ofrece riesgos
No se han hecho estudios de posibles efectos de la catenaria sobre la salud porque nunca se han detectado problemas y porque se aplican las máximas medidas de seguridad, apostillaron los responsables de Adif. Enseñaron imágenes del trazado del AVE junto a las viviendas en Valencia, donde «no se han producido problemas» durante años, señalaron. La permeabilidad entre los barrios de Murcia «está garantizada» para las personas y los coches, insistieron, en Camino Tiñosa, Ronda Sur, Ronda Oeste y la futura pasarela en Santiago el Mayor.
Cartagena aún no tiene fecha
Adif aún no tiene plazo para iniciar las obras del AVE a Cartagena. La declaración ambiental se aprobó antes del verano y el proyecto se licitará a final de año, dijo Bravo. Después hay que adjudicarlo, y será entonces cuando se conozca el plazo para ejecutar la obra y el presupuesto. El proyecto consiste en montar un tercer raíl sobre la vía actual, que estará electrificada. En una fase posterior se construirá un tramo nuevo con doble vía electrificada. En relación a Lorca, Adif recordó que hay varios tramos en proyecto para la línea Murcia-Almería.

El compromiso es dar alternativas de permeabilidad, y el Ayuntamiento ya está diseñando el plan para asegurar el flujo peatonal y rodado. Por ejemplo, a través del nuevo puente de Tiñosa. El paso a nivel de Santiago el Mayor no se cortará hasta el día en que circule el AVE con pasajeros. Y durante el periodo de pruebas los cortes se harían solo por las noches, «y no todas». A partir de entonces los ciudadanos podrán cruzar de un lado a otro de Santiago el Mayor por una pasarela de 7 metros, que cruzará por encima de la catenaria, y un ascensor, cuyos detalles están aún redactándose ya que esta actuación está incluida en el complementario que Adif va a adjudicar a Aldesa. «No será de 'low cost'», apuntaron. Esta empresa se hizo con la primera fase del soterramiento en Santiago el Mayor y construirá también la prolongación hasta Senda de los Garres. Estos trabajos empezarían a principios de 2018. Después del verano se prevé que esté adjudicada y en marcha la segunda fase para soterrar El Carmen y La Purísima-Barriomar. Estas obras empezarán por la estación para que sean simultáneas con la primera fase y el AVE llegue a cota de menos 8 metros en dos años.

Adif incide en que no se van a escatimar gastos en Murcia, ya que el presupuesto previsto para el soterramiento integral es de 568 millones: 100,5 en 2018, 211 en 2019 y 173 en 2020. Las tres administraciones participarán en la financiación. Bravo reitera que como en cualquier obra pública, se van a generar afecciones, pero aclaró que la prioridad es la seguridad. Calificó de «falta de rigor y fundamento» que la Plataforma mencione constantemente el riesgo para la salud de las personas que la vía provisional venga electrificada con una catenaria de 25.000 voltios, «la misma que hay en Valencia, donde no se hagenerado ningún problema». Añadió que lo que se denomina como el «muro de Murcia» no es más que una pantalla para la protección acústica.

Prórroga presupuestaria

El jefe de Adif insistió en que no hay ningún escenario que ponga en entredicho los compromisos de licitación acordados para Murcia, y avanzó que próximamente se reunirá el consejo de la Sociedad Murcia Alta Velocidad para ratificarlos. Si no hubiera acuerdo en el Congreso se recurriría a la prórroga presupuestaria.

En cuanto a los trenes híbridos, explicó que no reducen las afecciones en la movilidad peatonal, lo mismo que una hipotética supresión de la catenaria. Recalcó que la estación de Beniel no fue proyectada como terminal de los pasajeros del AVE.

Más