Adif licita la asistencia técnica para soterrar en Murcia los dos tramos que faltan

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha publicado la licitación de la asistencia técnica para la ejecución de las obras para los dos tramos que faltan del soterramiento, entre la Estación y Barriomar, y Barriomar-Nonduermas, con un presupuesto de más de cinco millones de euros. Dichas obras están pendientes de adjudicación.

El contrato de licitación publicado por Adif incluye la realización de todos los trabajos de construcción y de ingeniería civil que permitirán la ejecución del soterramiento del ferrocarril actual «mediante un falso túnel a lo largo de una longitud de 2.830 metros, desde el Carril de las Miajas en la zona Nonduermas-Barriomar, hasta conectar con las obras en ejecución de la 'fase 0', que finalizan su soterramiento en el paso a nivel de Santiago el Mayor».

El proyecto incluye la ejecución de la nueva estación que dará servicio a las vías soterradas y que se sitúa sobre la losa de cubrimiento en la zona reservada por el estudio informativo para la estación, así como la urbanización anexa al propio edificio y la ejecución de una fase intermedia que permitirá la llegada soterrada de la Alta Velocidad a la llamada cota -8,00 metros, en tanto en cuanto se ejecuta el soterramiento del pasillo de Barriomar.

El documento de Adif establece que el tramo tiene una longitud total de 2.830 metros, todos ellos soterrados, incluyendo la playa de vías de la estación de Murcia del Carmen. También se proyecta la nueva estación en superficie, sobre la losa de cubrimiento, que dará servicio tanto a los trenes de Cercanías como a los de media y larga distancia y sustituirá al edificio actual de la estación, que se conservará y será destinado a otros usos.

Plazo de 15 meses

Como primer hito del proyecto, detalla el contrato, «se ejecuta el soterramiento desde Santiago el Mayor hasta el ámbito de la estación actual, estableciendo el soterramiento parcial de la playa de vías que permita la puesta en servicio de los trenes de larga distancia, entre ellos los AVE, y cercanías que conectan por el lado este. La puesta en servicio de esta fase se producirá en un plazo de 15 meses desde el inicio de las obras «de obligado cumplimiento». En esa fase intermedia se dispondrá de dos andenes soterrados, uno para larga distancia al norte y otro para cercanías al sur, y se mantendrán dos andenes en superficie que darán servicio a los trenes de cercanías del lado Lorca y cubrirán también funciones de mantenimiento.

 

Fotos

Vídeos