El acusado de acuchillar a un vecino dice que quería asustarlo

LA VERDAD MURCIA.

Francisco Jesús C.P. se sentó ayer en el banquillo de la Audiencia Provincial acusado de tratar de matar de una puñalada a un vecino de Abanilla en un bar de la localidad. Según explicaron fuentes judiciales, el sospechoso, que ya fue condenado hace 15 años por otro delito de homicidio, negó que tuviera una intención homicida y recalcó que su objetivo «era asustarlo».

La Fiscalía solicita para él una pena de nueve años y once meses de prisión por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa con la agravante de reincidencia -dado que ya fue condenado por este delito en el año 2003-. Además, el Ministerio Público reclama que se le imponga una orden que le impida acercarse o comunicarse con la víctima durante una década; y que se le obligue a indemnizar al afectado en más de 10.500 euros.

Los hechos que se enjuiciaron ayer en el Palacio de Justicia de Murcia se remontan a las 21.15 horas del 22 de enero de 2017, cuando el procesado, de 40 años, acudió al pub Solera, en Abanilla. Allí, según explica el fiscal en su escrito, coincidió con dos vecinos con los que entabló una pequeña conversación.

Francisco Jesús C. P., condenado hace 15 años por otro homicidio, afronta nueve años y once meses

Poco después, y movido presuntamente por la intención de acabar con la vida de uno de ellos, esgrimió un cuchillo de unos veinte centímetros de hoja tratando de asestarle una puñalada con el mismo a la altura del abdomen. Dado que la víctima reaccionó rápidamente, pudo agarrar el arma con las manos, impidiendo que este le provocase más que una incisión superficial en el vientre que no comprometió su vida. Tras un breve forcejeo, Francisco Jesús C.P. pudo ser inmovilizado y poco después fue detenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos