El acuario universitario cede un tiburón de puntas negras al Oceanogràfic de Valencia

Tiburón macho de puntas negras en el acuario de la Universidad de Murcia. / UMU
Tiburón macho de puntas negras en el acuario de la Universidad de Murcia. / UMU

'Faustino' ha sido trasladado con el fin de emparejarlo con una hembra de su mismo tamaño y que puedan tener descendencia

UMUMURCIA

La UMU ha cedido este miércoles un ejemplar macho de tiburón de puntas negras al Oceanogràfic de Valencia. El tiburón, llamado 'Faustino', estuvo incluido en el 'Proyecto de Cría del Acuario de la UMU', pero su pareja murió hace ahora tres años por su avanzada edad -19 años- sin llegar a tener éxito reproductor debido a diferencias en la coordinación de su ciclo vital.

A través de un convenio entre la UMU y el Oceanogràfic existe un productivo intercambio de conocimientos y especies entre los dos centros que ha permitido trasladar al tiburón macho de puntas negras de arrecife (Carcharhinus melanopterus), al que espera una hembra del mismo tamaño -130 centímetros- en uno de los tanques de acuario valenciano, con la intención de que puedan llegar a emparejarse y tener descendencia.

Además, la decisión también ha estado motivada por la ampliación del grupo de reproductores de tiburones de puntas blancas de arrecife en el tanque principal del acuario y a la necesidad de incluir a una pareja de tiburones leopardo adquirida hace un año y medio.

Entre las líneas de investigación de mayor importancia desarrolladas desde el acuario de la UMU destaca la obtención de Protocolos de Cría de especies de peces e invertebrados en peligro. En la actualidad, debido a problemas de sobrepesca y de falta de protección, los tiburones se encuentran entre los peces más amenazados del planeta. Es por ello que en el laboratorio de Acuariología y en el acuario de la UMU se lleva trabajando en la reproducción de diferentes especies de tiburones desde hace ya veinticinco años.

Durante este tiempo se han conseguido reproducir diferentes especies, entre ellas los tiburones de puntas blancas de arrecife, de los que ya se cedió una pareja al Oceanogràfic para formar un grupo reproductor.

Estas actuaciones se enmarcan dentro de los acuerdos colaboración entre acuarios públicos con fines de investigación que la Universidad de Murcia considera uno de los valores en alza para la conservación de especies marinas.