Abascal allana el camino a un acuerdo con PP y Cs: «Pedimos poquito»

LA VERDAD / AGENCIASMADRID

El presidente de Vox, Santiago Abascal, expresó ayer por la mañana su optimismo para alcanzar un acuerdo con PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia, lo cual sirvió para despejar el camino y alentar a los equipos negociadores que estaban pendientes de volver a reunirse, lo cual se confirmó sobre las 13.30 horas. Abascal no quiso entrar sobre la fórmula que propone Vox para llegar a un pacto, y se centró en recalcar que populares y naranjas se tienen que comprometer en no avanzar en «políticas de izquierda».

Abascal ve como parte del pasado el voto negativo de Vox a la investidura de Fernando López Mira en Murcia, y dijo que se ha iniciado «otra fase», mostrándose abierto a llegar a un acuerdo. «Parece que hay un ánimo de respetar a Vox y hay posibilidad de acuerdo», señaló en una entrevista en Antena 3. «No quiero entrar exactamente en cuál va a ser la fórmula. Quiero ser respetuoso con la negociación y creo que puede haber varias fórmulas». Añadió que Vox no establece «líneas rojas» sobre si tienen que «sentarse, hacerse una fotografía o plasmar tres firmas en un documento». «Queremos un compromiso, ya veremos de qué manera se establece ese compromiso», recalcó.

¿Veto a Teodoro García?

«Pedimos poquito», ironizó Abascal, asegurando que Vox no afronta las negociaciones como el PNV, al que considera un partido «chantajista». Quiso despejar las dudas sobre un posible desacuerdo interno con el portavoz de su partido en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, afirmando que en la formación no hay «dos velocidades». Calificó de «novelas» y «redacciones alejadas de la realidad» las publicaciones que afirman que hubo un desencuentro entre ambos por la negociación con el secretario general del PP en Murcia. «Las posiciones de García Egea fueron imprudentes y no respondían a la verdad. Acusó a Vox de votar con PSOE y Podemos en Murcia, cuando el PP acababa de votar el estatuto con PSOE, Cs y Podemos».

Villegas también se muestra optimista para «encarrilar» la situación en Murcia y Madrid

Preguntado sobre si plantearon un posible veto a García Egea como negociador, Abascal no lo desmintió. Reconoció que se «puso encima de la mesa» porque hubo «malas experiencias» en la negociación para el Gobierno de Murcia. «Se ha planteado, pero con una política de vetos no llegamos a ningún lado. Pelillos a la mar», zanjó, quitando hierro. Espinosa de los Monteros también se mostró confiando en cerrar acuerdos con PP y Cs en Murcia y Madrid, y ofreció al partido naranja presentarlos con la fórmula que le acarree «menos desgaste».

El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, confió en poder «encarrilar» las conversaciones para «desbloquear» la formación de gobiernos en Murcia y Madrid, donde «hay acuerdos con el PP que son públicos» y para los que «falta convencer a Vox» a fin de que «rectifique y no bloquee». En una entrevista en la Cadena Ser destacó la capacidad de su partido para alcanzar consensos, como ha ocurrido en 400 ayuntamientos y en Castilla y León.