Casi 6.000 familias de la Región recibieron la ayuda económica de la Renta Básica en 2018

La consejera en funciones de Familia e Igualdad de Oportunidades, Adela Martínez-Cachá, en una fotografía de archivo./Vicente Vicéns / AGM
La consejera en funciones de Familia e Igualdad de Oportunidades, Adela Martínez-Cachá, en una fotografía de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

Supone una inversión de 16.523.433 euros, dos millones más que en 2017, a los que se suman 733.547 euros de las ayudas periódicas de Inserción y Protección Social

EP

La consejera en funciones de Familia e Igualdad de Oportunidades dio cuenta este miércoles al Consejo de Gobierno de las actuaciones del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) en el ejercicio 2018, cuya inversión total ascendió a 259.224.778 euros, casi 10 millones más que en el ejercicio anterior.

La Renta Básica de Inserción (RBI) llegó durante el pasado año a 5.856 familias que no percibían otros ingresos, lo que supuso una inversión de 16.523.433 euros, dos millones más que en 2017, a los que se suman 733.547 euros de las ayudas periódicas de Inserción y Protección Social.

Con la entrada en vigor del Decreto de la RBI en julio de 2017, la Comunidad aumentó la cuantía de esta ayuda económica y social, de forma que los beneficiarios pasaron de percibir una cuantía mínima de 300 euros a 426 al mes, y de una máxima de 682 euros a 806. Además, el Decreto amplió también el periodo de percepción de la RBI, que puede llegar hasta 24 meses si la persona beneficiaria se encuentra en un itinerario de inserción y necesita seguir cobrando esta ayuda de protección social.

La consejera en funciones informó además de que la oferta de plazas residenciales y de centro de día para personas con discapacidad se amplió en 341. Durante 2018 se atendió a 3.767 personas con discapacidad, lo que supuso un aumento del gasto de 5.833.803 euros. En total, se invirtió 45.497.211 euros en la atención a personas con discapacidad. Asimismo, se suscribieron un total de 31 convenios para la Atención Temprana por importe de 4.737.681 euros, y seis convenios para el mantenimiento de centros, servicios y actividades de discapacidad con 23 entidades sociales por un total de 1.247.438 euros.

Respecto a las actuaciones relacionadas con las personas mayores, las plazas en residencias concertadas privadas ascendieron en 2018 a 2.506, lo que supuso un incremento de 242 respecto al año anterior. Además, 793 personas recibieron la ayuda vinculada al servicio de atención residencial, un 20 por ciento más que en 2017.

Durante el año pasado, 6.965 personas mayores de la Región de Murcia se beneficiaron del servicio de teleasistencia, 390 más que en 2017. La ayuda a domicilio llegó a 440 personas más que el año anterior, lo que supuso que un total de 986 disfrutaran de este servicio. En cuanto a los centros sociales de personas mayores, el IMAS cuenta con 17 centros y un total de 92.280 socios. Entre los miembros de los centros sociales se constata un aumento de 1.681 participantes más en los talleres que se realizan respecto a 2017, llegando los beneficiarios a 19.316.

Asimismo, la consejera dio cuenta de que el año pasado se emitieron 11.237 resoluciones de grado y nivel de dependencia, y que a 31 de diciembre, 43.902 personas eran beneficiarias con prestaciones activas, 1.538 más que en 2017.

Respecto a los Programas de Inclusión y Corresponsabilidad Social, el IMAS invirtió 3.866.721 euros en subvenciones para mejorar la empleabilidad de jóvenes, parados de larga duración en riesgo de exclusión social, el Plan de Desarrollo Gitano, y ayudas para la Fundación Secretariado Gitano y para otras entidades para el desarrollo de programas de integración. Todo ello benefició a 6.243 personas.