«Hermosa, pero desconectada»

Vicente Boluda, Tomás Fuertes, Marian Cascales, Federico Félix y Marc Puig, ayer en la mesa redonda sobre el Corredor ante cientos de empresarios. /
Vicente Boluda, Tomás Fuertes, Marian Cascales, Federico Félix y Marc Puig, ayer en la mesa redonda sobre el Corredor ante cientos de empresarios.

El 'lobby' a favor del Corredor denuncia las pobres infraestructuras ferroviarias de la Región. El mayor grupo de presión del Arco Mediterráneo reúne en Murcia a más de 500 empresarios, que exigen al Ministerio celeridad en las obras

MANUEL BUITRAGO

La potente ola empresarial que está sumando aliados a favor de las obras del Corredor Mediterráneo irrumpió ayer en Murcia con mensajes contundentes para exigir mayor inversión y celeridad al Ministerio de Fomento. El 'lobby' que reúne a más de quinientos empresarios de la Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía -entre ellos, los dirigentes de Bankia, BMN, Mercadona, ElPozo, García Carrión y el Grupo Puig- realizó una exhibición de fuerza sin precedentes para reivindicar la ejecución urgente de la doble autopista ferroviaria de pasajeros y mercancías que unirá Algeciras con Francia, y para exigir una España circular frente al esquema radial que domina hasta ahora con epicentro en Madrid.

Los políticos no tuvieron ningún protagonismo en el acto promovido por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (Amefmur). Quedó en evidencia la deficiente infraestructura ferroviaria de la Región, hasta el punto de que Murcia apareció catalogada como una comunidad «hermosa, pero desconectada». Los empresarios le sacaron los colores al Ministerio por los numerosos incumplimientos para la llegada del AVE a Murcia, Cartagena, Lorca y Almería. Una vez más se puso de relieve el valor estratégico del Puerto de Cartagena.

La campaña itinerante de este 'lobby' lleva por bandera el mensaje '#Quiero Corredor', con el que está recogiendo firmas y apoyos, a la vez que muestra en tiempo real el lento avance de las obras. Empezó en la Comunidad Valenciana y seguirá el mes que viene en Almería. Persigue el mismo objetivo que Ferrmed y el recién creado Foro de Murcia por el Corredor Mediterráneo que promueve el Gobierno murciano.

Goirigolzarri y Juan Roig

La potencia de fuego de este colectivo -respaldado por José Ignacio Goirigolzarri y Juan Roig- puso la miel en los labios a los representantes del sector hortofrutícola que acudieron al Salón Promenade, quienes no se resistieron a comentar que necesitan un 'lobby'con la misma fuerza y decisión para reivindicar el agua que precisan el Sureste y el Levante.

El presidente de AVE, Vicente Boluda, dijo que también apoyan esta reivindicación, pero que la campaña que lidera está centrada en el Corredor. Indicó que las obras no van a la velocidad deseada y recordó que el último compromiso del ministro Íñigo de la Serna para la puesta en marcha del Corredor es el año 2019, mediante un tercer carril que adapta los dos anchos de vía. Boluda precisó que es una solución provisional, ya que el objetivo es una doble vía para pasajeros y otra similar para los mercancías. El empresario recalcó que el Corredor es un todo: para viajeros y para fortalecer el turismo y el resto de sectores del Arco Mediterráneo.

Como en la Edad de Piedra

Boluda advirtió de que el tercer carril generará «cuellos de botella», y criticó que de las diez mayores ciudades españolas por número de habitantes, cinco están en el Mediterráneo (Barcelona, Valencia, Málaga, Murcia y Alicante), pero ninguna de ellas está conectada entre sí por alta velocidad, a pesar de que España es el país del mundo con más kilómetros de AVE después de China. Lamentó que en algunas zonas el ferrocarril se encuentre todavía como en la Edad de Piedra. «Todos cuantos estamos aquí no podemos estar equivocados. Seguiremos por este camino», declaró.

El presidente de la Fundación Pro AVE, Federico Félix, insistió en que esta infraestructura no solo beneficiará al área mediterránea, sino también al resto de España y a Europa. Añadió que puede ser también un punto de conexión con África desde Algeciras. Dejó claro que existe masa crítica para rentabilizar la infraestructura y recordó que hay más de 9.000 camiones que cruzan a diario la frontera francesa.

«Compromiso» del Ministerio

El responsable de la patronal Croem, José María Albarracín, criticó las lentas conexiones que hay entre Murcia y el resto de comunidades, así como la situación más grave aún de Almería, con la que no hay conexión directa por tren. «Los empresarios siempre sumamos, nunca restamos», manifestó. «Tener que estar reivindicando en pleno siglo XXI infraestructuras tan necesarias para conectar y vertebrar el conjunto de España me parece un auténtico disparate». Respaldó las quejas de Ferrmed de que el Ministerio esté invirtiendo más en Madrid. Un portavoz de Fomento reiteró ayer que no se están desviando fondos y recalcó que existe «un compromiso firme» para financiar las obras del Corredor.

Marian Cascales, presidenta de la Asociación Murciana de la Empresa Familiar, resaltó que la Región de Murcia «no se merece» el retraso que sufre. Para Marc Puig, presidente del Grupo Puig, «no se puede justificar que no se haya priorizado esta inversión». Tomás Fuertes, por último, destacó que se trata de una «inversión rentabilísima».