Sanidad 'destierra' la bollería industrial de las expendedoras de los hospitales

Una usuaria, ante una máquina expendedora en el hospital Morales Meseguer, donde empezará la 'reconversión'./
Una usuaria, ante una máquina expendedora en el hospital Morales Meseguer, donde empezará la 'reconversión'.

La Consejería publica los requisitos nutricionales de los alimentos que venderán las máquinas en los futuros concursos, y que van desde las frutas y los zumos hasta los sándwich de pan integral

DANIEL VIDALMurcia

La bollería industrial, el chocolate, y los alimentos procesados dejarán paso a las manzanas, los plátanos, los bocadillos de pan integral y los zumos y bebidas sin azúcar añadido en las máquinas expendedoras de las tediosas salas de espera de los hospitales y centros sanitarios de la Región de Murcia. Esta es una de las actuaciones que llevará a cabo en los próximos meses la Consejería de Sanidad con el objetivo de reducir la obesidad y el sobrepeso por debajo de la media nacional. Así, «los productos ofertados en las máquinas expendedoras de bebidas y alimentos deberán cumplir las recomendaciones nutricionales que promueven una alimentación saludable», destacaron fuentes de la Consejería consultadas por 'La Verdad', que señalaron, además, que esta actuación, que se iniciará en el hospital Morales Meseguer de Murcia, se extenderá progresivamente al resto de hospitales y centros sanitarios. «Ya se está negociando con las empresas concesionarias de los servicios en esos centros», confirmaron las mismas fuentes.

Contenido por 100g | Contenido por 100 ml

Energía < 300 kcal < 75 kcal

Grasa total <10 g <2.5 g

Grasas saturadas+Trans <1,5 g <0,75 g

Azúcares <10 g <7.5 g

Sal/sodio <0,4 g sal/160 mg sodio <0,25 g/100 mg sodio

Las máquinas dispensadoras ofrecerán frutas y zumos (sin azúcares añadidos), ensaladas y verduras, productos lácteos (deben cumplir los requisitos para grasas, azúcares, sal y valor energético). Las barritas de cereales y cereales de desayuno también deberán cumplir los requisitos nutricionales. Se podrán vender frutos secos, pero tendrán que ser tostados o naturales y no contener azúcares ni grasas añadidas con un contenido en sal que no supere el límite establecido. Los sándwiches y bocadillos, preferiblemente elaborados con pan integral y con base vegetal. También conservas de pescado o jamón bajo en sal.

La medida, que ya fue anunciada sin respaldo normativo (ni éxito) alguno por el gobierno del PP hace la friolera de diez años, ha sido rescatada del cajón por el actual equipo de la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, y está enmarcada dentro de la Estrategia Regional de Lucha contra la Obesidad. Una enfermedad que tiene especial incidencia en la Región de Murcia. Según datos del Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE) publicado recientemente por la Revista Española de Cardiología, la Región es la cuarta comunidad con mayores cifras de sobrepeso y obesidad entre la población adulta. El 39,3% de los españoles entre 24 y 65 años tiene sobrepeso, y el 21,6%, obesidad. Sin embargo, esos porcentajes aumentan en el caso de la población murciana. En la misma franja de edad, hay un 41,5% de murcianos con sobrepeso y un 23,9% que sufren obesidad. Además, los nuevos contenidos de las máquinas prestarán una atención especial a aquellas personas que padezcan algún tipo de alergia o intolerancia, como celíacos o ciudadanos intolerantes a la lactosa, por ejemplo, «facilitándoles una oferta alimenticia que puedan consumir dentro del recinto hospitalario», señalaron fuentes de la Consejería de Sanidad.

Productos

Entre la lista de productos que las empresas podrán incluir en su oferta hay una amplia... y saludable variedad: productos lácteos que cumplan los criterios nutricionales descritos en el pliego de condiciones; quesos (con poco contenido en grasa); frutas frescas enteras o mínimamente procesadas y zumos de fruta natural que no contengan azúcares añadidos; ensaladas y verduras; barritas de cereales; productos de panadería; frutos secos tostados o naturales (ni fritos, ni tostados con aceite, ni cobertura de cacao). También sándwiches y bocadillos integrales y con base vegetal; bebidas calientes (té, café, infusiones, con o sin leche y sin azúcares añadidos) y hasta chicles... sin azúcar, por supuesto. El resto de la oferta también depende un poco de la imaginación de las empresas que se adjudiquen los respectivos concursos.

Según datos de la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos (Aneda), el 49% de la población española es consumidora de este tipo de máquinas y un 23% lo hace a diario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos