Más de 600 pacientes murcianos iniciaron tratamiento contra la hepatitis C en 2016

La Consejería de Sanidad pone en marcha un plan pionero de seguimiento de los pacientes en tratamiento por esta enfermedad

LA VERDAD

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, participó este jueves en la reunión de la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la que se estudió el Plan para el Abordaje de la hepatitis C en el Servicio Nacional de Salud.

En la Región de Murcia 646 pacientes iniciaron tratamiento contra la hepatitis C en 2016. De esta forma, desde enero de 2015 a diciembre de 2016 se alcanzó un acumulado de 1.602 afectados.

El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía de recomendaciones para el diagnóstico precoz de la hepatitis C en atención primaria, a fin de reducir las nuevas infecciones y la mortalidad. Uno de los retos más importantes que se ha marcado es identificar a quienes no están diagnosticados, de modo que se descubran los casos de infección ocultos antes de que se produzca el daño hepático.

La guía plantea que la infección crónica por este virus cumple los criterios para que exista una adecuada coordinación entre niveles asistenciales, ya que constituye un problema de salud de primer orden, con un manejo clínico-terapéutico definido que pueden asumir los médicos de atención primaria y especializada.

El Plan de Hepatitis del Ministerio fijó como fecha oficial de inicio de recuento el 1 de enero. Previamente, la Región había contabilizado el inicio de tratamiento, entre noviembre y diciembre de 2014, de 154 pacientes.

Molina precisó que los datos de hepatitis C no son representativos porque la mayoría de casos de infección aguda no son diagnosticados por ser asintomáticos. No obstante, añadió, los casos de infección crónica, que no eran de declaración obligatoria hasta la fecha, son los que corresponden a la mayoría de diagnósticos anuales por hepatitis C. Por ello, es prioritario disponer de un sistema como el que hemos diseñado en la Región.

La hepatitis C es la principal causa de cirrosis y de carcinoma hepatocelular y responsable del 30 por ciento de las indicaciones de trasplante. En España, la prevalencia es muy baja en menores de 20 años y aumenta con la edad a partir de los 30.

La guía del ministerio recoge que, a pesar de la dificultad para conocer la tasa real de nuevos casos por infección de este virus, todo parece indicar que su incidencia ha disminuido, gracias en gran parte a las medidas preventivas establecidas como diagnóstico en los bancos de sangre, uso de material desechable y no intercambiar jeringuillas.

Sistema regional de información de nuevos diagnósticos

La Consejería de Sanidad, a través del Servicio de Epidemiología, ha desarrollado, de forma pionera en España, el primer sistema de información de nuevos diagnósticos por hepatitis C. El director de Salud Pública indicó que el objetivo es realizar una monitorización exhaustiva de la incidencia de esta patología a nivel regional para mejorar su abordaje.

El modelo, denominado SINHEPAC, es similar al sistema de información de nuevos diagnósticos por VIH y permitirá llevar a cabo una vigilancia de la hepatitis C de forma anual para analizar todos los nuevos diagnósticos de infección aguda o crónica, según explicó Molina.