«Se ama lo que se conoce y en Murcia desconocemos nuestra historia»

Ricardo Montes.  /
Ricardo Montes.

Ricardo Montes. Cronista oficial de Las Torres de Cotillas y Albudeite

ANTONIO BOTÍASMurcia

Ha escrito decenas de libros que, en la mayoría de los casos, han arrojado luz sobre aspectos oscuros o desconocidos de la historia regional. Y, de nuevo, propone una interesante obra que incrementa su producción científica. El cronista oficial de Las Torres de Cotillas y Albudeite, Ricardo Montes, también presidente de la Asociación de Cronistas de la Región, ha concluido el libro titulado 'Diccionario biográfico e histórico de Albudeite', que será presentado mañana jueves, a partir de las 17.00 horas, en la Casa de la Cultura de Albudeite.

¿Por qué decidió escribir esta nueva obra?

He escrito un par de libros de Albudeite y su lectura me hizo ver la existencia de vacíos importantes, relacionados con la vida cotidiana, costumbres, personajes, rincones de la localidad..., por lo que me animé a completar detalles de su pequeña, pero intensa, historia. Es una localidad muy singular por el mantenimiento de tradiciones ancestrales, únicas en la Región, y su agradable forma de hablar.

¿Considera necesario impulsar el conocimiento de la historia de los pueblos de la Región de Murcia?

Es imprescindible, ya que se ama lo que se conoce y los murcianos desconocemos nuestra historia. No hablo de los historiadores, sino a nivel general. Pocos saben la importancia nacional que tuvieron Ibn Hud o Ibn Mardanis, de la existencia de numerosos castillos que presiden muchas localidades, la Cartagena romana...

Después de publicar decenas de libros, ¿en qué se inspira antes de acometer un nuevo proyecto?

Cada vez que se pisa un archivo y comienzas a leer documentos percibes que hay decenas de temas que no han sido investigados. Unos relativos al día a día, pero otros de mayor importancia. Conforme tiro del hilo se me ocurren más temas en los que profundizar. En realidad es un querer saber y aprender a nivel personal; después lo cuento a los demás para hacerles partícipes.

¿A qué retos se enfrenta en los próximos años la Asociación de Cronistas que usted dirige?

Conseguir un mayor reconocimiento a nuestra desinteresada labor e implicarnos más en la sociedad. También faltan algunos municipios que no tienen cronista y es conveniente que estemos presentes.

¿Qué se precisa para ser cronista oficial?

En principio, interés por la historia local, siendo conveniente haberlo demostrado. Algunas poblaciones han nombrado a historiadores y otras han preferido especialistas o interesados en costumbres y tradiciones. El nombramiento debe pasar por el Pleno municipal. Las pedanías no tienen la potestad de realizar nombramientos, no obstante, en nuestra asociación, a diferencia del resto del país, los tenemos integrados como Correspondientes, con voz y voto.

¿Qué época histórica es la que más le gusta y en cuál no le hubiera gustado vivir bajo ningún concepto?

Cuando escribo de cualquier época, tengo la impresión de que retrocedo en el tiempo y me dejo llevar. Bajo los Almorávides o Almohades no me hubiera gustado vivir, perseguían ideas religiosas, quemaron libros... Me hubiera gustado vivir en Cartagena, a comienzos de nuestra Era, o en la Murcia de los siglos XVIII y XIX.

El interés sobre el patrimonio que cunde en los últimos años, ¿lo considera una moda o hay un cambio de tendencia?

Quisiera ser optimista, pero en la Universidad han descendido vertiginosamente los estudiantes de Historia y de otras ramas de letras. Hay cierto interés por lo local y regional, pero los ayuntamientos y la Comunidad Autónoma deben implicarse financiando congresos, conferencias o publicaciones, ya que el sector privado no ve el beneficio y por lo tanto no invierte.

¿Qué otros proyectos lleva usted entre manos?

Un libro sobre el periodista republicano Ricardo Serna y un libro de bolsillo dedicado a la pedanía de Javalí Nuevo. Desde la Asociación de Cronistas estoy coordinando el próximo Congreso, a celebrar en Mula.

 

Fotos

Vídeos