Unos 2.600 murcianos participan en un estudio sobre prevalencia de enfermedades mentales

El proyecto Pegasus-Murcia ha sido admitido en el Consorcio de Estudios Epidemiológicos de la OMS y en el grupo de trabajo sobre trastorno por estrés postraumático dentro del Consorcio de Genómica Psiquiátrica

LA VERDADmurcia

Un total de 2.632 murcianos, representativos de la población general de la Región de Murcia, participaron en el proyecto de investigación Pegasus-Murcia, que inició su andadura en el año 2006-07 y que realizó el trabajo de campo en el período 2010-2012, liderado desde la Unidad de Docencia, Investigación y Formación en Salud Mental, del Servicio Murciano de Salud (SMS), y del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad de Murcia.

El estudio Pegasus-Murcia pretende analizar la prevalencia de enfermedades mentales, calidad de vida, discapacidad asociada, uso de psicofármacos, recursos sanitarios, y sus necesidades asistenciales no cubiertas, así como evaluar los factores de riesgo y protectores genético-ambientales asociados.

Además de las entrevistas, unos 2.300 participantes facilitaron muestras biológicas, que fueron procesadas y almacenadas en la Plataforma Biobanco del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria Virgen de la Arrixaca, que permitirán estudiar los factores genéticos y sus interacciones con el ambiente, relacionados con las enfermedades mentales.

Este proyecto, cuyo investigador principal es el doctor Fernando Navarro-Mateu, fue posible por la participación de una red interdisciplinar de investigadores de la Región (epidemiólogos, clínicos, estadísticos y genetistas), tanto del SMS, como del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad. El citado proyecto está permitiendo potenciar la investigación competitiva y de excelencia en salud mental en la Región y contribuir al avance del conocimiento científico sobre los factores de riesgo y protectores relacionados con la enfermedad mental, así como la formación de nuevos investigadores mediante la realización de un elevado número de tesis doctorales en colaboración con la Universidad de Murcia.

El estudio fue aceptado por varios organismos internacionales y, en la actualidad, forma parte de la Iniciativa Mundial para Estudios de Salud Mental, 'World Mental Health Survey Initiative', que agrupa a más de 30 países o regiones en los que se realizó un estudio epidemiológico bajo unas condiciones metodológicas específicas y de control de calidad, que generó una base de datos internacional que incluye entrevistas realizadas a más de 100.000 personas de todo el mundo.

A principios del siglo XX se realizó un proyecto en Europa (Proyecto ESEMeD), con la participación de una muestra representativa de la población española. Desde entonces, se realizaron diversos estudios epidemiológicos en diferentes comunidades autónomas, pero el proyecto Pegasus-Murcia es el único que reunió las condiciones metodológicas y de calidad necesarias para ser aceptado en el consorcio internacional. Recientemente, un grupo de muestras biológicas fueron remitidas al grupo de trabajo de 'Trastorno por estrés post-traumático' del Consorcio Mundial de Genómica Psiquiátrica para la realización del estudio de genotipación masiva en un contexto de colaboración internacional.

Financiación nacional para el estudio

El proyecto Pegasus-Murcia recibió en los últimos años financiación nacional competitiva por parte del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Economía y Competitividad, para el estudio de las interacciones genético-ambientales en las enfermedades mentales, tras la exposición a los terremotos de Lorca, y del Plan Nacional sobre Drogodependencias, para estudios en esta materia.

Los primeros resultados, tanto regionales como internacionales, se publicaron y están contribuyendo a un mejor conocimiento de las enfermedades mentales en la Región de Murcia, permitiendo comparar los resultados con los países participantes en el consorcio internacional.

La realización de un proyecto de investigación de esta complejidad y envergadura supone una importante oportunidad para potenciar la creación de una infraestructura de investigación interdisciplinar en temas relacionados con la salud mental que contribuya al avance del conocimiento científico, además de aportar valiosos datos que permitirán mejorar la planificación y la organización de la atención sanitaria a la población general.