Desguaces París ya tiene su propia 'Armada'

El empresario Miguel López Abad posando en Ferrol con la fragata 'Asturias'. /
El empresario Miguel López Abad posando en Ferrol con la fragata 'Asturias'.

La empresa ubicada en Lorquí paga 1,5 millones por las fragatas 'Asturias' y 'Extremadura', que el Ministerio de Defensa sacó a subasta en 2015

JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Las fragatas 'Asturias' y 'Extremadura' tienen nuevo 'capitán': Miguel López Abad. El gerente de Desguaces París se ha llevado el gato al agua en la subasta que había organizado el Ministerio de Defensa para convertirlas en chatarra. El proceso se inició en 2015 y' junto con la empresa de Lorquí, también pujaron otras tres de Asturias y Madrid. Cada uno de los navíos de la Armada tenía una tasación de partida de 559.595 euros y López Abad se los ha adjudicado por la friolera de 1,5 millones de euros.

toneladas pesan la 'Asturias' y la 'Extremadura'. Solo el ancla son 3,8 toneladas. Ambas fragatas fueron botadas en 1972.

metros de eslora, 14,3 metros de manga y 7,52 metros de calado.

euros fue la tasación inicial que dio el Ministerio de Defensa para cada una de las dos fragatas.

«El proceso se hace a sobre cerrado, se valora la propuesta económica, estar en disposición de los permisos técnicos, la gestión de los residuos...», detallaba muy ilusionado ayer el empresario tras un año aguardando a conocer el resultado de la puja. «Hasta ahora habíamos comprado remolcadores, de veinte metros de longitud, por unos 40.000 euros». Nada que ver con los 133,6 metros de eslora de la 'Asturias' y la 'Extremadura' y sus 14,3 metros de manga. «Las dos son gemelas», bromeaba. López Abad se desplazó a los astilleros de Ferrol para conocer en persona los buques de la Armada y recorrer cada uno de sus rincones.

«Sobrecoge un poco, son barcos de guerra, impresiona ver la magnitud». El peso de los navíos es de 4.177 toneladas, que el empresario definía ayer como «materia prima». Desguaces París comercializará más del 95% de su cobre, aluminio, hierro, acero... y tendrá que gestionar residuos como el amianto. La Asturias fue dada de baja en 2009, es una fragata de la clase baleares, fue diseñada para localizar y destruir submarinos, y patrulló por el Mar Rojo durante la primera guerra del Golfo y el Rey Felipe hizo sus prácticas como Guardiamarina.

La Extremadura también es del mismo estilo y antes de ser jubilada en 2006, una de sus gestas fue el rescate del mercante Aydin Kaptain que estaba a la deriva, a 35 millas de la isla de Creta, y que llevaba a bordo cientos de inmigrantes. Próximamente las dos fragatas tendrán que zarpar hacia Turquía. Será su última 'misión' antes de ser desguazadas en un astillero en seco. Eso sí, se echarán a alta mar arrastradas por remolcadores y en son de paz, porque el Ministerio ha retirado todo el armamento y la OTAN ha tenido que dar el visto bueno a la operación.

La empresa ha escogido el país turco por los bajos costes y la logística. «En España hay problemas de infraestructura para hacerlo, por las dimensiones que tienen, y por eso nos vamos». Hélices, calderas, turbinas... todo pasará a mejor vida. La rentabilidad de la inversión dependerá de las fluctuaciones del mercado de los metales, aunque los barcos de combate tienen un acero especial que está muy valorado.

A por el 'Príncipe de Asturias'

López Abad se incorporó al negocio familiar en 1987, para trabajar codo con codo con su padre, y ayer reconocía que la operación cerrada por Desguaces París «supone dar un salto en el negocio. No me imaginaba lograr esto, son retos que te pones como empresario y ahora me siento realizado». Eso no quiere decir que se sienta satisfecho, puesto que su empresa está pendiente de que el Ministerio de Defensa vuelva a sacar a subasta el portaaviones 'Príncipe de Asturias'. El pasado verano se tasó en 4.800.000 euros y la puja acabó desierta. «El precio fue una auténtica locura y por eso decidimos no presentamos».

Con 25 años de servicio, el que fue buque insignia de la Armada española permanece dado de baja del listado oficial de buques desde el 13 de diciembre de 2013. «Si sale a subasta este verano y entra en nuestros cálculos, pujaremos. En el 'Príncipe de Asturias' sí que me gustaría hacer una excursión».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos