Los exvigilantes de Corvera alertan de un déficit de seguridad, y Fomento lo niega

Denuncian que la nueva plantilla no puede llevar armas, ni tiene las claves de las cámaras, pero la Consejería asegura que el aeropuerto está protegido

ALICIA NEGREMurcia

La Comunidad tomó el mando del aeropuerto de Corvera el miércoles y, con él, se hizo responsable de su seguridad. Una protección que, denuncian los exvigilantes de las instalaciones, no está siendo la adecuada. Este grupo de 16 trabajadores -14 vigilantes y dos auxiliares-, que llevaban años trabajando en las instalaciones, se vieron reemplazados el miércoles por personal de la Comunidad que, aseguran, son técnicos auxiliares que «no están habilitados por el Ministerio del Interior», ni preparados para encargarse de proteger una «infraestructura de riesgo». Además, recuerdan en un comunicado, a estos no se les permite llevar ningún tipo de medio defensivo.

Este hecho, alertan, supone un «déficit» de seguridad que, ante el elevado valor del material del aeropuerto, podría dejar Corvera en manos de vándalos y delincuentes. Los extrabajadores recuerdan que el centro alberga gran cantidad de cable de cobre y solo las luces de aproximación de la pista ya tienen un valor cercano a los 600.000 euros. Ellos, en su rutina diaria, se encargaban de vigilar las instalaciones con un completo entramado de cámaras de las que, sospechan, la Comunidad no ha heredado las claves.

Fuentes de la Consejería de Fomento e Infraestructuras aseguran, sin embargo, que el aeropuerto ha quedado en manos de los servicios de seguridad de la Comunidad y que la protección es permanente las 24 horas del día. Según explican, una quincena de vigilantes de la Administración velan, en turnos de ocho horas, por el estado del aeródromo. Este mismo personal, que «cuenta con la adecuada cualificación», es el que se encarga de la protección de otras dependencias oficiales, como el palacio de San Esteban.

Además, la Consejería explica que los nuevos vigilantes ya cuentan con las claves de las cámaras de seguridad -que fueron entregadas en el momento del traspaso- y estas funcionan perfectamente.

Dos meses sin cobrar

El grupo de trabajadores de la empresa Magasegur S.L., que se encuentra en preconcurso de acreedores, llevan desde enero sin cobrar, según denuncian. Aseguran que cuentan con una larga trayectoria y formación en infraestructuras críticas. El colectivo, que ya ha pedido una cita con la Consejería, considera que la Administración está obligada a subrogarse en sus contratos y que debería haberlos prolongado para mantenerlos al frente de la seguridad del aeropuerto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos