Los dos hermanos de Alonso y su expareja declaran por 'Púnica'

El juez Velasco interroga en la Audiencia Nacional al entorno del exalcalde de Cartagena, la jefa de prensa del exconsejero Juan Carlos Ruiz y un técnico del Info

J. A. GONZÁLEZ / R. F.CARTAGENA

Al menos cinco personas presuntamente relacionadas con la trama murciana del 'caso Púnica' fueron interrogadas ayer en Madrid por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, dentro de unas actuaciones declaradas secretas y con las que, según fuentes conocedoras el caso, el instructor trata de dar un acelerón al proceso para abrir la fase previa al juicio oral.

Como preludio al auto de procedimiento abreviado, Velasco llamó a declarar a tres personas del entorno personal y profesional del exalcalde socialista de Cartagena y empresario José Antonio Alonso, imputado por seis presuntos delitos y considerado por el magistrado como «cabeza» de una trama de corrupción en comunidades autónomas, diputaciones provinciales y ayuntamientos.

Se trata, según supo 'La Verdad', de sus dos hermanos, Agustín y Eduardo, y de su expareja y exconcejal del PSOE en el municipio, Isabel Belmonte. Tanto estos como María Victoria Fernández, jefa de prensa de la Consejería de Turismo en la etapa de Juan Carlos Ruiz, e Ignacio Cobreces, técnico del Instituto de Fomento (Info), fueron citados como testigos en relación con el presunto amaño de un concurso público en el citado departamento del Gobierno regional. Anoche no había trascendido si la situación procesal de alguno de ellos había variado.

Al menos dos de las doce piezas en que el juez divide 'Púnica' afectan a la Región: la relativa a los contratos que conseguidores de la red negociaron con el Instituto de Turismo y con el Instituto de Fomento (Info) de la Comunidad Autónoma, y la referida a los encargos que dos de los supuestos líderes de la trama, José Antonio Alonso y su aparente socio, Alejandro de Pedro, recibieron de cargos públicos para que mejorasen su imagen en internet a través de las empresas Madiva y Eico.