Por una Región «100% renovable»

Una de las participantes en la marcha de ayer por el centro de la capital. /
Una de las participantes en la marcha de ayer por el centro de la capital.

La Marcha Mundial por el Clima reúne en Murcia a más de 2.000 personas que reclaman a los políticos «el uso de energías limpias»

DANIEL VIDALMurcia

«Este planeta está llorando», «salvad el planeta» o el pez radioactivo de tres ojos de los Simpons eran solo algunos de los mensajes que se podían vislumbrar en la manifestación de la Marcha Mundial por el Clima celebrada en Murcia, y que ayer congregó en el trayecto desde la plaza Circular hasta Belluga a más de 2.000 personas (según la organización) que pidieron «una Región 100% renovable», rezaba la pancarta de cabecera. La marcha, convocada por la asociación Nueva Cultura por el Clima y apoyada por más de 60 colectivos de la Región de Murcia, se desarrolló simultáneamente en miles de ciudades de todo el mundo «para reclamar a los políticos el uso de energías limpias y enviar un mensaje claro a nuestros líderes políticos: ¡actúen ya contra el cambio climático!».

El sábado se celebró la primera edición de las Jornadas sobre Cambio Climático en la Región de Murcia, que se desarrollaron en la Universidad de Murcia y en la que se pusieron de manifiesto testimonios personales de afectados por el cambio climático, los últimos avances en la ciencia del clima en la Región, intervenciones de expertos, así como exposiciones y muestras de las iniciativas empresariales, científicas y ciudadanas «que ya están en marcha para descarbonizar la Región de Murcia y adaptarnos a este clima cada vez más árido y caluroso», según las mismas fuentes.

Ayer, sin embargo, era el turno de la jornada de reivindicación festiva. Tras una marcha llena de color y sonido de timbales, la organización leyó un manifiesto en la plaza Belluga en la que se dejó claro que «el cambio climático está ocurriendo, aquí y ahora. Los impactos del cambio climático ya son una realidad incuestionable y en una región semiárida y costera como Murcia deben tenerse muy en cuenta a la hora de tomar decisiones políticas y económicas para conseguir un desarrollo que resista y se adapte a los cambios en el clima y sostenible en lo que a las emisiones contaminantes y uso de los recursos se refiere». En el acto, que también sirvió para criticar la reunión del COP21 que hoy celebran los líderes mundiales en París para debatir sobre el cambio climático, los asistentes exigieron al Gobierno regional «que se adopte de forma inmediata un plan de reducción de emisiones de gases invernadero del 100% de aquí a 2050», además de mejorar de la eficiencia energética hasta el 40% para el 2030.

Entre medidas, el manifiesto también exige «un plan de educación y divulgación que capacite a la juventud y a la ciudadanía en general como miembros de una sociedad sostenible, eficiente, cooperativa y adaptada a los efectos del cambio climático», así como «un plan de I+D+i sobre cambio climático, energías limpias y vulnerabilidad y adaptación que detecte los sectores emergentes de empleo y consiga la participación eficiente de recursos públicos y privados, al tiempo que promueva la creación de empleo». Antonio Soler, presidente de Nueva Cultura por el Clima, también consideró necesaria la creación de «un departamento, dependiente de la Consejería de Presidencia, que evalúe la evolución de las emisiones, así como un organismo que represente y defienda los intereses de la Región de Murcia en la toma de decisiones a nivel estatal e internacional como zona especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático».

 

Fotos

Vídeos