Educación plantea adelantar a final de junio la 'repesca' de septiembre en ESO y Bachillerato

Los estudiantes que suspendan se examinarían dos semanas después de la entrega de notas, pero siempre antes de julio

FUENSANTA CARRERESMurcia

La nueva orden de evaluación de Secundaria y Bachillerato, en pleno debate entre la comunidad educativa, contempla la posibilidad de que la 'repesca' de septiembre desaparezca del calendario escolar y, en su lugar, los estudiantes que suspendan vuelvan a examinarse durante la segunda quincena de junio. La propuesta, que ha partido de la propia Administración, ha sido en principio bien acogida por los docentes, que se reunirán de nuevo con el director general de Calidad Educativa, Fernando Mateo. Si el nuevo calendario de exámenes sale adelante, se aplicará este mismo curso. Así, los alumnos ya no tendrían convocatoria de septiembre en 2016, y resolverían su curso a final de junio.

El borrador propone que los estudiantes de Secundaria y Bachillerato reciban su boletín de notas con la evaluación final del curso entre el 4 y el 5 de junio. Quienes hayan suspendido, tendrán una segunda oportunidad de examinarse dos semanas después (22, 23 y 24 de junio) para remontar el suspenso. En cualquier caso, las calificaciones definitivas del curso se las llevarán a final de junio, ya que ese segundo examen sustituye a la tradicional convocatoria de septiembre, que se suprimirá si la orden sale adelante.

El nuevo calendario supondría también el adelanto del inicio de curso, que se fijaría en los primeros días de septiembre, y no en la segunda semana como ocurre en la actualidad. La Universidad de Murcia ya amoldó sus convocatorias de exámenes a un calendario similar hace años; suprimió septiembre, fijo la convocatoria extraordinaria en los últimos días de junio y adelantó el comienzo de curso.

A juicio del director general de Calidad Educativa, el adelanto de las fechas aporta una ventaja añadida para los estudiantes de segundo de Bachillerato, que tendrán la oportunidad de pugnar por las plazas de junio en las universidades, en lugar de quedar limitados a las reducidas posibilidades que ofrece la convocatoria de septiembre.

La propuesta está incluida en el borrador que adapta el sistema de evaluación de los alumnos de Secundaria y Bachillerato a la Lomce, y está siendo debatido estos días por la comunidad escolar. El documento fija también los nuevos criterios de evaluación basados en los estándares de aprendizaje, pero establece pocas novedades en la promoción de curso de los estudiantes. En principio, y si no hay cambio en el borrador, los alumnos repetirán si suspenden tres asignaturas, y pasarán de curso si fallan en dos, como en la actualidad.

 

Fotos

Vídeos