Hacienda negocia con Podemos para desbloquear los presupuestos

Imagen de la reunión./
Imagen de la reunión.

Urralburu exige una mejora de las partidas sociales, y se muestra escéptico sobre un posible acuerdo que permita aprobar el techo de gasto para 2016

J. M. A.MURCIA

El Gobierno regional inició este lunes el tercer intento de las últimas semanas para tratar de sacar adelante en el Parlamento autónomo el techo de gasto presupuestario para 2016, trámite previo y preceptivo para la tramitación de los nuevos presupuestos de la Comunidad Autónoma. El consejero de Hacienda y Administración Pública, Andrés Carrillo, se reúne esta mañana en la Asamblea Regional con Óscar Urralburu, portavoz parlamentario de Podemos, con la finalidad de conseguir, al menos, la abstención de los seis diputados de la formación morada, lo que permitiría al PP aprobar el techo de gasto.

A priori, el éxito de la reunión se prevé difícil. Urralburu expresó ayer a 'La Verdad' su escepticismo sobre los resultados del encuentro. Podemos defiende un aumento del gasto para reforzar las políticas sociales, pero es consciente de que «no hay mucho margen» para ello a causa de los condicionantes financieros impuestos por el Ministerio de Hacienda.

El techo de gasto para 2016 presentado por el consejero asciende a 4.100 millones de euros, apenas 21 más que el presupuesto de la Comunidad de este año, y Carrillo ha asegurado por activa y por pasiva que la cifra está ajustada al máximo y no admite retoques.

No obstante, Podemos no se cierra en banda a la negociación. «Nuestra disposición para negociar mejoras en las condiciones de vida del medio millón de murcianos que viven en el umbral de pobreza es total», agregó Urralburu, que asiste a la reunión acompañado por Antonio Urbina, diputado regional de Podemos y portavoz de Economía de la formación.

Urbina expuso el pasado jueves, en el Pleno de la Asamblea que rechazó el techo de gasto, las exigencias presupuestarias de su grupo y que el Gobierno deberá tener en cuenta si quiera granjearse el favor de Podemos: la inclusión de partidas valoradas en 669 millones de euros para sostener medidas sociales como la renta básica, actuaciones antidesahucios, planes de empleo y becas de comedor.

La semana anterior, el consejero intentó por primera vez que la Asamblea diera el visto bueno al límite de gasto para 2016, pero poco antes del Pleno retiró la propuesta al comprobar que la oposición iba a tumbarla.

El hecho de que Carrillo inicie con Podemos, y no con Ciudadanos, su socio de investidura, los contactos con la oposición para desbloquear los presupuestos, es significativo.

Las relaciones entre PP y Ciudadanos se han enfriado en las últimas semanas, ante la insistencia del partido naranja de condicionar todo apoyo al Ejecutivo a la dimisión de la alcaldesa de Torre Pacheco, imputada por una presunta prevaricación administrativa, y los dos concejales de Puerto Lumbreras imputados también en el 'caso Auditorio'.

Polémica sindical

Las consecuencias del bloqueo de los presupuestos de la Comunidad para 2016, y con ellos las mejoras salariales y laborales pactadas con los representantes de los funcionarios, han llevado a los sindicatos CC OO y Satse a mediar en la polémica. El primero acusó ayer al Ejecutivo de utilizar a los empleados públicos como «moneda de cambio para conseguir la aprobación de los presupuestos regionales, con la amenaza del malestar de más de 50.000 empleados públicos a las puertas de las elecciones generales de diciembre».

El Sindicato de Enfermería (Satse) mostró su «indignación ante el espectáculo bochornoso» de los partidos políticos «con luchas improductivas», cuya consecuencia directa «es la paralización de los presupuestos de 2016, con perjuicio para la ciudadanía, en general, y para los funcionarios, en concreto». Satse precisó que «retardar la aprobación de los presupuestos impide que los trabajadores públicos recuperen parte del poder adquisitivo perdido».