«No tiene sentido que se invierta en nuestra formación y tengamos que ejercer fuera»

Elena Matas, ayer, en el IES Floridablanca de Murcia; su nota en la Selectividad ha sido un 9,954./
Elena Matas, ayer, en el IES Floridablanca de Murcia; su nota en la Selectividad ha sido un 9,954.

Estudiante con la nota más alta en Selectividad

FUENSANTA CARRERESMurcia

Un brillante 9,954 (para calcular esa calificación la Universidad toma en cuenta la mejor media de Bachillerato y en la fase general) le ha valido a Elena Matas despuntar como la mejor nota media de Selectividad de toda la Región, entre más de 6.000 estudiantes. Alumna del Bachillerato de Investigación del instituto público Floridablanca de Murcia, la joven se debate entre la Arquitectura y la Ingeniería Industrial, y vislumbra un futuro laboral fuera de España a la fuerza.

-Se ha salido de la tabla con su nota, ¿la esperaba?

-Me salieron muy bien los exámenes, pero tanto como para que sea la nota más alta de toda la Región... La verdad ni lo había pensado, estoy supercontenta.

-No me diga que no estudia nada...

-Sí, que estudio bastante, y todos los días. Estos dos últimos años de Bachillerato le he dedicado muchas horas, también los fines de semana. El último curso he estudiado una media de cuatro horas diarias.

-Ha estudiado Bachillerato en un instituto público, el Floridablanca de Murcia. ¿Es un mito que la enseñanza privada sea mejor que la pública?

-Yo estoy muy contenta con la formación que he recibido, creo que no tiene nada que envidiar a cualquier centro privado.

-Ha cursado el Bachillerato de Investigación. ¿Satisfecha con la formación recibida?

-Mucho, son grupos más reducidos y enfocados a una formación más práctica, orientada a los grados de ciencias. Los profesores que he tenido han sido fantásticos.

-¿En qué medida han afectado los recortes a su instituto?

-En los grupos de Bachillerato de Investigación se notan menos los recortes porque son reducidos, pero en los ordinarios hay hasta cuarenta alumnos, están muy masificados. Aun así, el instituto ha seguido realizando actividades como la semana de la ciencia o de la cultura, pero supongo que eso dependen del esfuerzo personal de los docentes. Me parece muy mal que recorten en la educación, de nosotros depende el futuro. Somos una pieza importante de cara a ese futuro.

-Con su nota tiene las puertas abiertas de la facultad que prefiera. ¿Qué quiere estudiar?

-Todavía no lo he decidido al 100%, estoy entre Arquitectura e Ingeniería Industrial, y no termino de decantarme porque me gustan las dos. Aunque barajé irme a Madrid, lo que sí tengo claro es que me matricularé en la Universidad Politécnica de Cartagena porque tengo muy buenas referencias.

-¿Qué le atrae de los estudios técnicos?

-Me gusta construir cosas, arreglarlas, averiguar cómo funcionan... Siempre me ha atraído averiguar el porqué de las cosas que nos rodean, por eso me matriculé en el Bachillerato de Investigación.

-Con su Matrícula de Honor está exenta de pagar matrícula en su primer curso de Universidad pero, ¿le preocupa el incremento del precio de las tasas y el endurecimiento de las condiciones para lograr beca?

-De momento tengo la suerte de que en mi casa se pueden hacer cargo, pero claro que me preocupa. Tengo compañeros a los que sí les afecta. De hecho, una amiga que ha estudiado conmigo el Bachillerato de Investigación, muy buena estudiante, no podrá ir a la Universidad porque la beca no le cubre todo y su familia no se lo puede pagar. Esas situaciones son incomprensibles.

-Ya está a un paso de la Universidad. ¿Qué espera de ella?

-Tengo mucha ilusión por empezar. Es una nueva etapa después de un año tan duro como el que ya hemos pasado, así que espero que sea una buena experiencia a todos los niveles. Me estimula mucho poder estudiar lo que me gusta.

-¿Qué echa en falta en el sistema educativo?

-Sobre todo, mucha motivación. Todo está enfocado a memorizar, y no nos dejan pensar por nosotros mismos.

-Su promoción ha sido la penúltima que realiza la Selectividad tal y como la conocemos. ¿Le parece un sistema justo de acceso?

-Entiendo que tiene que haber un sistema de acceso, pero tampoco me parece del todo justo que la nota que saque en Filosofía, por ejemplo, sea determinante para que yo pueda lograr plaza en una carrera técnica como la de Arquitectura.

-Aunque les ha pillado en plena época de exámenes, muchos de su generación han tenido oportunidad de votar por primera vez en las elecciones autonómicas y municipales. ¿Ha seguido de cerca el proceso? ¿Comparte la idea de que los jóvenes han vuelto a interesarse por el debate político?

-He votado por primera vez, y la verdad es que lo he hecho con mucha ilusión, pero no he tenido tiempo de seguir las elecciones tanto como me hubiera gustado. En clase hemos debatido mucho, y sí es cierto que se aprecia más interés entre la gente de mi generación. Todo lo que hacen los políticos afecta a nuestro futuro.

-¿Lo imagina en España o cree que tendrá que salir fuera?

-La verdad es que tal y como están las cosas, y por la carrera que voy a elegir, me veo con un pié aquí y otro fuera, tengo asumido que tendrá que salir. No me importaría salir unos años, pero tampoco tiene sentido que se invierta tanto dinero en mi formación para que luego ejerza en el extranjero.

-¿Le queda tiempo para aficiones?

-Lo que más me gusta es bailar, clásico, flamenco... hasta la jota. Lo tuve que dejar el año pasado porque no me quedaba tiempo, pero pienso retomarlo, igual que la lectura. Y por supuesto salir con mis amigos a 'las tascas', que me encanta.

-¿Qué planes tiene para el último verano 'liberada'?

-Tengo cerrado un viaje de dos semanas por Europa con mis amigas, nos vamos de Interrail, hay que aprovechar por lo que pueda venir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos