Podemos quiere una Ley de Transparencia «menos deficitaria»

Óscar Urralburu (I), antes de la rueda de prensa que ofreció este viernes./
Óscar Urralburu (I), antes de la rueda de prensa que ofreció este viernes.

Presentará la próxima semana en la Asamblea un borrador para reformar la Ley de Transparencia

EFE murcia

El portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, consideró hoy que el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos (C's) para dar la presidencia autonómica al "popular" Pedro Antonio Sánchez es "una traición" de la formación naranja "al compromiso de cambio" que tiene con esta región.

En declaraciones a los periodistas en la sede del partido, Urralburu se mostró contundente al opinar que ese pacto contradice el lema a favor del cambio que C's defendió durante la campaña electoral.

En su opinión, "el problema de la Región de Murcia no está en garantizar la estabilidad del Gobierno, sino en las prácticas que se han llevado a cabo durante los últimos 20 años".

Urralburu hizo esas declaraciones tras anunciar que la primera iniciativa que presentará su partido en la Asamblea Regional la próxima semana será una propuesta para modificar la ley regional de transparencia, que hoy mismo entra en vigor en sus títulos 2 y 5, relacionados con la transparencia y acceso a la información de la actividad de las administraciones públicas.

Para Podemos, esta norma, aprobada a finales de 2014, no servirá realmente para que la transparencia y la información pública sean una realidad, ni ofrecerá suficientes instrumentos de control a la ciudadanía, por lo que planteó varios puntos a reformar.

El primero de ellos, será la obligación de publicar la relación de puestos de trabajo del personal al servicio de la administración pública, con la identidad de sus ocupantes y sus retribuciones, entre otros datos, de manera que se haga público qué puestos están ocupados por funcionarios de carrera y cuáles han sido designados "a dedo" por intereses políticos o particulares.

Hoy mismo, lamentó, se ha publicado en el Boletín Oficial de la Región la habilitación de 10 puestos de trabajo en el Servicio Murciano de Salud que "podrán ser designados a dedo", algo que Podemos pretende evitar con esta reforma legal.

Otra de las claves de la reforma será la obligación de publicar todos los contratos mayores de la Comunidad Autónoma (por valor de más de 100.000 euros), no solo en cuanto a sus cantidades sino también los pliegos de condiciones, y todo ello, con una aplicación retroactiva.

El objetivo de esa medida es que se hagan públicos, por ejemplo, los contratos relacionados con grandes proyectos como la desalinizadora de Escombreras o el aeropuerto de Corvera, al margen de que esos temas se llevarán también a comisiones de investigación en la Asamblea Regional para "depurar responsabilidades políticas".

La reforma incluirá asimismo la publicación de los contratos negociados sin publicidad, y también de los contratos de menos de 100.000 euros, conociéndose todas las empresas que concurrieron, también las ofertas retiradas a última hora, para analizar posibles irregularidades.

Además, la ley exigirá la publicación de todos los borradores de decretos legislativos, proyectos de ley, instancias de las direcciones generales, informes de los consejos Económico y Social y Jurídico y, en general, todo tipo de informes, memorias y dictámenes ordenados por la administración regional, con el objetivo de conocer "a partir de qué informaciones toma sus decisiones y políticas el Gobierno regional".

Por último, la aplicación de todas esas medidas deberá afectar no solo a la administración autonómica, sino también a todos los ayuntamientos de la región.

Urralburu confió en que esta propuesta contará con el respaldo del PSOE y C's ya que sus programas electorales, dijo, contemplaban este tipo de compromisos, y aplicar la retroactividad a contratos mayores de infraestructuras actualmente vigentes es esencial para conocer "cómo se han hecho las cosas estos últimos 20 años", apuntó.

El líder regional de Podemos ha valorado también el "importante compromiso" logrado entre esas tres formaciones, a las que finalmente también se sumará el PP, para reformar la ley electoral, algo que numerosos colectivos y organizaciones políticas llevaban más de dos décadas demandando.

La propuesta para reformar esa ley, recordó, se registrará también la próxima semana en la Asamblea Regional y homologará a la región con otras comunidades uniprovinciales en materia electoral, aunque señaló que no supondrá "una gran revolución democrática", ya que no incluye algunos puntos esenciales para Podemos como la paridad con listas "en cremallera".